Noticias

imagen cabecera

Las Pymes, implicadas en el bienestar de sus empleados

Empleamos un gran número de horas de nuestra vida en nuestros puestos de trabajo. Las empresas, también las pymes, adquieren cada vez más conciencia de la importancia de generar un entorno agradable para sus empleados, que contribuya a su bienestar y a su salud mental, propiciando así una mayor productividad y rentabilidad. Una necesidad aún más apremiante en un contexto en el que la actual pandemia ha generado, en ocasiones, un clima de toxicidad

08 jul 2021

No se trata de poner mesas de ping pong. Los programas de bienestar que vienen implementando las pymes ponen el acento en definir unos buenos objetivos y valores, y facilitar a los trabajadores las herramientas adecuadas para que saquen su máxima capacidad, sintiéndose bien al realizar un buen trabajo. La clave está en tener muy en cuenta sus sentimientos, formar equipo y saber escucharles.

Para las pymes, implementar una cultura de salud no pasa por grandes presupuestos, basta con políticas sencillas. A continuación, se ofrecen algunas pistas que pueden resultar útiles.

Tomar conciencia de que la salud no es sólo física, sino muy especialmente mental.

Tener muy en cuenta la opinión de los empleados, pulsándola, por ejemplo, a través de cuestionarios on line.

Para implementar correctamente programas de bienestar, hay que gestionarlo bien, de forma profesional, con un protocolo, un sistema de trabajo y con una partida presupuestaria.

La importancia de la escucha, para lo cual, puede resultar muy útil habilitar un buzón de sugerencias.

Dar visibilidad y transparencia a todo el personal, desde el jefe, hasta el becario.

Crear comunidad, por ejemplo, convocando reuniones con periodicidad mensual, para compartir experiencias … Una excusa perfecta puede ser dar un agradecimiento público a un empleado por una actuación especialmente reseñable, dando así valor al reconocimiento y al esfuerzo.

Poner el foco del bienestar en la productividad y la eficiencia, más que en estímulos materiales como poner una mesa de billar.

Crear un espacio saludable, explotando al máximo el potencial de una luz adecuada, el agua… y reivindicando lo doméstico y natural.

Hay que aprovechar todo aquello que las nuevas tecnologías pueden aportar a generar un ambiente agradable para los empleados.

Y, por último, el bienestar pasa también por la seguridad. Se trata de contribuir con un sistema óptimo para que los empleados tengan mayores prestaciones, sistema de pensiones, guarderías para poder conciliar…