Notas de prensa

La Fundación ARCO concede los Premios “A” al Coleccionismo en su 26ª edición

Francesca Thyssen-Bornemisza, fundadora de TBA21; Colección cmb – coleção moraes-barbosa; Colección Jimena Blázquez Abascal, y Colección Eduardo Salazar y Juliana Hernández, son los galardonados en esta ocasión.

23 feb 2022

La Fundación ARCO, impulsada por IFEMA MADRID, ha otorgado los Premios “A” al Coleccionismo que este año ha reconocido cuatro colecciones: Francesca Thyssen-Bornemisza, fundadora de TBA21 -Premio Filantropía y Colección Internacional-; Colección cmb – coleção moraes-barbosa -Colección Privada Latinoamericana-; Jimena Blázquez Abascal -Fundación y Colección Privada Nacional- y Eduardo Salazar y Juliana Hernández -Colección Joven-.

En esta vigésimo sexta edición, la Fundación ARCO ha concedido estos galardones que reconocen el valor artístico de los fondos de coleccionistas e instituciones, así como su labor en el apoyo a la difusión del arte contemporáneo.

El acto de entrega de los premios tendrá lugar el próximo martes 22 de febrero en el Círculo de Bellas Artes de Madrid donde a continuación se celebrará la tradicional cena de la Fundación ARCO, con la colaboración de Cartier, destinada a recaudar fondos para la adquisición de obras en ARCOmadrid 2022 para su colección, alojada actualmente en CA2M Centro de Arte Dos de Mayo de la Comunidad de Madrid.

Premiados 2022

Francesca Thyssen-Bornemisza, fundadora de TBA21 | Premio Filantropía y Colección Internacional

En palabras de la presidenta de TBA21, Francesca Thyssen-Bornemisza, "coleccionar consiste en permitir que algo que te ha llamado la atención se convierta en algo que sientes como tuyo y al final es inevitable que te veas ayudando al artista a producir ese siguiente paso tan importante".

Fundada en 2002, TBA21 representa la cuarta generación del compromiso de la familia Thyssen con las artes y el servicio público. La Fundación TBA21, con sede en Madrid y Viena, administra la Colección TBA21 y sus actividades de divulgación, que incluyen exposiciones, programación pública y asociaciones con otras instituciones culturales.

La colección ha sido fraguada y moldeada a través de las relaciones de colaboración a largo plazo entre Francesca Thyssen-Bornemisza y los comisarios y artistas involucrados en los diversos encargos de obras, relaciones que han sido forjadas gracias a un proceso de apoyo recíproco, una profunda confianza mutua y un diálogo continuo. Estas producciones son procesos que comprometen al coleccionista desde su génesis, aunque su resultado sea incierto y han formado una parte integral de la metodología de la fundación, donde la dinámica entre el coleccionista y el artista ha sido reconfigurada radicalmente. Con más de cien encargos acometidos hasta la fecha, es posible que TBA21 sea hoy en día la fundación involucrada en encargar arte contemporáneo con mayor influencia.

cmb – coleção moraes-barbosa | Colección Privada Latinoamericana

Desde 1999, Pedro Barbosa y Patricia Moraes han adquirido obras de arte conceptuales realizadas en todo tipo de medios. Una importante sección de su colección está formada por arte efímero de los 60 y 70 y por obras de arte conceptuales del mismo período. 

En los últimos 20 años, la colección moraes-barbosa ha incorporado una numerosa cantidad de arte conceptual, en todo tipo de formatos y de variada procedencia. Se creó, no solo para reunir obra, sino para reflejar los cambios y fluctuaciones del mundo del arte. Durante todo este tiempo ha quedado claro que la colección por sí sola no podría captar la dimensión del arte contemporáneo, a menudo en conexión y en colaboración con otras formas de arte como la danza, la performance, la música experimental y la poesía visual y sonora. Por este motivo, se formó el archivo moraes-barbosa hace 8 años, no solo para albergar, sino también para fomentar la creación de contenido y los textos críticos que reflejen mejor la situación actual del arte contemporáneo como un campo dinámico, interrelacionado y a menudo inclasificable

Jimena Blázquez Abascal | Fundación y Colección Privada Nacional

En el año 2000, Jimena Blázquez centró su trayectoria profesional en la creación de la Fundación NMAC (Montenmedio Art contemporáneo), en Cádiz. Hoy en día, la Fundación está centrada en la producción de obras site – Specific siendo una plataforma de creación contemporánea con becas y residencia abierta al público y pionera en Europa dentro de la red de Museos al aire libre. Paralelamente a su dedicación a esta institución, ha sido Comisaria en PS1- MoMA, y miembro del Comité científico del Mudam en Luxemburgo. En 2009 fue nombrada Young Global Leader por el World Economic Forum por su compromiso en la difusión de la cultura y la educación como herramienta básica del dialogo entre civilizaciones. Su colección y pasión por la cultura es una pincelada más de su compromiso con el Arte Contemporáneo.

La colección de Jimena Blázquez Abascal se caracteriza por su implicación y compromiso con los artistas internacionales de su generación. Desde sus inicios se interesó por el proceso creativo e intelectual de los artistas invitándoles a producir obras y, por lo tanto, manteniendo contacto directo con la creación artística contemporánea. Involucrar a los artistas a estudiar y analizar el contexto social, geográfico, político cultural es uno los ejes de la colección tanto de la Fundación Montenmedio como de las obras que comprenden la colección privada de Jimena Blázquez. A través de las obras de Maurizio Cattelan, Shen Yuan, Adel Abdessemed, Gunilla Bandolin, Mirian Cahn, Daniel Steegmann Mangranée, Shannon Bool, Pascale Martin Tayou, Vivien Sutter. Alvaro Barrington, Marina Abramovic, Gabriel Chaile, Cristina Lucas, Jacobo Castellano, Maja Bajevic, Pierre Huyghe, James Turrell, entre muchos otros, la colección establece una narración de historias entre preguntas y respuestas en la que se cuestiona la realidad en la que vivimos, y estableciendo una trama a partir del significado de todas las obras y de todas las líneas que la comprenden.

Eduardo Salazar y Juliana Hernández | Colección Joven

Eduardo Salazar-Yusti y Juliana Hernández conforman una pareja de coleccionistas con una singular mezcla de intuición estética y profundidad conceptual, de miradas sobre el cuerpo como objeto y como medio artístico, y un especial interés en el arte que hace eco de los tiempos que vivimos y de las realidades que deben entenderse y transformarse.

La primera pieza de la colección Salazar Hernández fue adquirida en el 2004, y durante la primera década la colección estuvo enfocada principalmente en obras de artistas contemporáneos colombianos concentrados primordialmente en pintura y dibujo.  En el año 2014 la ambición y dinámica de la colección se intensificó a través del circuito de ferias internacionales y la expansión del diálogo de la colección con otros artistas latinoamericanos y europeos.

La esencia de la colección inició reflexionando en torno al arte político, las relaciones de poder, la resistencia artística a una vida cínica y superficial y terminó convergiendo sobre el cuerpo humano.  A través de movimientos, épocas, materiales, medios y estilos los elementos del cuerpo y la figura humana resultan el leitmotiv de la colección. Con piezas de artistas latinoamericanos y europeos predominantemente del siglo XXI, y algunos de finales del siglo XX, es una colección intensamente contemporánea. En paralelo, la colección ha venido construyendo un acervo de fotografía y archivo que recoge la memoria de los movimientos culturales que han ido surgiendo en Latinoamérica y los diálogos entre arte, literatura, fotografía y cultura que ahí se produjeron.