Noticias

ARCO Madrid

ARCOmadrid cierra su 33ª edición confirmando un cambio de tendencia

La mejoría del mercado se ha dejado sentir en la Feria según han destacado las galerías participantes que han visto una ligera mejoría de las ventas, dentro de un escenario de recuperación

El Programa internacional de coleccionistas invitados y su impacto en los resultados ha sido uno de los aspectos mejor valorados, así como la calidad de la Feria, la ordenación del espacio y la obra presentada

Aproximadamente 100.000 personas visitaron la Feria, concentrándo en sus dos jornadas profesionales a más de 24.800 asistentes

La Colección Fundación ARCO se alojará a partir de 2015 en el CA2M Centro de Arte Dos de Mayo, tras 18 años en el CGAC

04 mar 2014

La 33ª edición de ARCOmadrid, feria organizada por IFEMA, cerró sus puertas el pasado domingo 23 de febrero tras cinco jornadas marcadas por una importante actividad profesional y comercial, que se han desarrollado dentro de un escenario de optimismo y recuperación. Un balance positivo que evidencia el inicio de un cambio de tendencia en el sector, según la valoración generalizada de las galerías participantes que han registrado los mejores resultados de los últimos años.

Un total de 219 galerías de 23 países han participado en esta pasada edición de la Feria que ha visto recuperar algunos grandes nombres internacionales, como síntoma también de unas mejores expectativas de mercado. Así mismo, ARCOmadrid ha contabilizado la asistencia de más de 24.800 profesionales de todo el mundo, durante sus dos primeras jornadas, alcanzando la cifra global de más de 100.000 visitantes, con una valoración por parte de las galerías del creciente nivel y calidad del público asistente.

Según declaraciones de diversos galeristas, la paulatina recuperación del sector y el impacto de la presencia de los coleccionistas invitados, han sido coincidentemente los aspectos mejor valorados. En esta línea, desde la brasileña DAN Galería señalaban al término de la feria que “estamos contentos. Se percibe en España un mejor ambiente y los coleccionistas han dado un buen resultado”. Igualmente, la danesa NICOLAI WALLNER afirmaba que “nuestra participación ha sido un éxito. Destacamos el programa de coleccionistas y, sin duda, repetiremos el año que viene”.

Dentro de nuestro país las galerías también han mostrado optimismo; “se puede hablar de recuperación, aunque lenta”, comentan en ÁLVARO ALCAZAR; “parece que las cosas han comenzado a mejorar y eso nos hace mostrarnos optimistas”, señalan en CARRERAS MÚGICA. Desde OLIVA ARAUNA apuntan que “hay alegría, otro espíritu. Se ha perdido el miedo“, y en LEANDRO NAVARRO apuntan que la Feria ha funcionado “mucho mejor que la pasada edición. Valoro el esfuerzo de la organización por traer coleccionistas internacionales que, a su vez, provoca que los españoles se pongan en marcha”.

En líneas generales las galerías han visto cumplidos sus objetivos y expectativas empresariales. “Este año nos ha ido muy bien, mejor que el año pasado. Los objetivos que nos marcamos han sido cumplidos. Lo coleccionistas estuvieron especialmente cercanos”, afirman desde MAISTERRAVALBUENA. También CASADO SANTAPAU muestra su satisfacción, “ha sido un año bueno. Hemos vendido toda la obra de nuestro stand, hemos notado la presencia de clientes nuevos y, en general, más movimiento, más optimismo y decisión”. Y desde la berlinesa ESTHER SCHIPPER apuntan que “al mirar las cifras de toda la semana podemos decir que ha ido muy bien la Feria y que se han cumplido las expectativas”.

Una Feria para el descubrimiento
La calidad de la Feria en su conjunto ha sido bien valorada, al igual que la nueva arquitectura de la Feria, diseñada por Andrés Jaque, y la apuesta por consolidarse como Feria para el descubrimiento, a lo que aportado valor el programa SOLO/DUO, que ha permitido conocer nuevos artistas internacionales, profundizar en autores interesantes o en momentos de su carrera que merece especial atención. En este sentido desde ALTXERRI confirmaban “Nos ha ido bien. El éxito no es solo vender, que es lo principal, también está la satisfacción de apostar por unos artistas y que les ayudes a tener mayor proyección. Todavía espero tener más resultados, ya que los contactos han sido más importantes que en otras ediciones, y el balance final será dentro de tres meses”, afirman desde ALTXERRI.

Otro de los grandes atractivos de ARCOmadrid ha sido #FocusFinland, un programa que ha permitido la presentación a nivel internacional de artistas finlandeses, y que ha reportado satisfacción. “ARCO ha sido un éxito y ha proporcionado un magnífico programa de coleccionistas. Esta ha sido la mejor manera de dar a conocer nuestra escena artística e, igualmente, la Feria ha contribuido a que lleguen de nuestro país muchos coleccionistas, turistas y periodistas, quienes además adoran España y Madrid”, apuntan desde FORSBLOM, en Helsinki.

“#FocusFinland ha sido una oportunidad fantástica tanto para las galerías finlandeses, como para los artistas, y otros profesionales del arte. En estos días se han establecido nuevos contactos, se han vendido obras y se han acordado futuros proyectos. La visibilidad del arte contemporáneo de Finlandia, tanto en la feria como en los medios de comunicación, ha sido increíble”, afirman en Frame Visual Art Finland, institución que ha coordinado el programa.

Adquisiciones en ARCOmadrid
Entre las adquisiciones realizadas en la Feria se encuentran las de IFEMA para la #FundaciónARCO . En esta ocasión, la colección que cuenta con más de 300 obras, de más de 220 artistas, adquiridas en ARCOmadrid desde hace más de 20 años, ha sumado otras 4 piezas adquiridas a las galerías: Zack branicka , Protocol of errors on .e (N), de Marlena Kudlicka –-, y Filomena Soares, donde se seleccionaron tres vídeos de Carlos Motta: Nefandsu; Naufragios (Shipwreck), y La visión de los vencidos, Estas obras pasarán a formar parte de la Colección Fundación ARCO, que tras 18 años de cesión temporal al CGAC, donde se ha hecho una excepcional labor de difusión y formación en torno a los fondos, regresa a Madrid en 2015, para alojarse en el CA2M Centro de Arte Dos de Mayo, dependiente de la Comunidad de Madrid, tras la decisión adoptada por IFEMA y sus entidades consorciadas –Comunicad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, Cámara de Comercio de Madrid y Fundación Caja Madrid-.

Asimismo, con motivo del almuerzo Plataforma #FundaciónARCO, fueron adquiridas de entre las propuestas presentadas por los asesores de la #FundaciónARCO,- Ferran Barenblit (director del CA2M, Madrid), Taru Elfving (directora de contenidos de Frame Visual Art Finland, Helsinki) y Miguel von Hafe (director del CGAC, Santiago de Compostela)- la obra Concierto barroco número 4, de Néstor Sanmiguel Diest –Galería Maisterravalbuena-, y las fotografías, “L´Etang” y “Le devil jeune moi qui a été”, de Elina Brotherus –Ama Gallery-.

También el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía como es tradicional, ha adquirido obras en ARCOmadrid. Es esta ocasión han sido un total de 17 obras, en su mayoría de galerías españolas, de 7 artistas, por un valor de 204.625 euros. Entre las adquisiciones de la Instutición se encuentran los artistas Eva Lootz -Galería Trinta-; Néstor Sanmiguel -Galería Maisterravalbuena-; Cándida Höfer - Galería Fúcares-; Julio Plaza -Galería Jaqueline Martins-; Sergio Zevallos -Galería Espaivisor-; Joan Fontcuberta -Galería Àngels Barcelona-; João Maria Gusmão y Pedro Paiva -Galería Graça Brandão-.

Otra de las instituciones que también ha realizado compras en ARCOmadrid ha sido la Fundación Mª Cristina Masaveu Peterson, con obras de Robert Mapplethorpe –Galería Elvira González-; Jaume Plensa –Galería Lelong; Jane x Louise Wilson –Galería Helga de Alvear-; Elger Esser -Galería Kewenig –; Primoz Biz Jak -Galería Max Estrella- y Juan Baraja –Galería Espacio Líquido-.

El Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC) ha comprado un total de seis obras de los artistas Usue Arrieta / Vicente Vázquez –galería Adhoc-; André Sousa- galería Bacelos-; Pamen Pereira - galería Trinta-; Loreto Martínez Troncoso y Gabriel Pericás -galería PM8-, y Patricia Esquivias - galería Estrany de la Mota-. Por su parte, el CAC Málaga ha adquirido una obra de Alaín Urrutia -galería Juan Silió-.

Premios en ARCOmadrid
Como cada año, ARCOmadrid es escenario de la entrega de diversos premios que reconocen la creación artística, el coleccionismo y la trayectoria tanto de jóvenes artistas como de otros más consolidados. Así, la #FundaciónARCO entregó, por decimoctavo año consecutivo, los Premios “A” al Coleccionismo, que en esta ocasión han distinguido la colección DKV, en la categoría de Coleccionismo Corporativo; Zabludowicz Collection, en Coleccionismo Internacional, y la colección Carlos Vallejo en la categoría de Coleccionismo Privado.

El Premio ARCO Comunidad de Madrid para Jóvenes Artistas ha recaído en Andrea Canepa y Héctor Zamora por sus obras La gloria perdida e Inconstancia Material –respectivamente-, que pasarán a formar parte de los fondos de la Colección del CA2M Centro de Arte Dos de Mayo.

Asimismo, el artista Diego Bruno, de la galería Mirta Demare en #SoloProjects, se ha proclamado ganador de la séptima edición del Premio illy SustainArt por su obra Location.
En esta ocasión, el juragado del IX Premio ARCOmadrid/BEEP de Arte Electrónico ha premiado, de forma excepcional, tres obras que pasarán a formar parte de la Colección BEEP dedicada al media art (Manu Arregi -galería Espacio Mínimo-; Manuel Fernández -galería Moisés Pérez de Albéniz-, y Andrés Pachón -galería Ángeles Baños-).

Otro de los premios de larga trayectoria en ARCOmadrid son los que concede la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), que este año ha reconocido a Gerhard Richter con el gran Premio AECA al autor de la mejor obra; a Parra & Romero, con el premio AECA a la mejor galería de arte, y a Albert Pinya, como artista español con la mejor obra presentada.
Además, la exposición Mirar (el otro lado), del artista Ignasi Aballí -galería Elba Benítez-, resultó ganadora del primer Premio Ron Barceló Imperial/ARCOmadrid, y “cr_O_ma”, – de Guillermo Mora, artista propuesto por la galería Formato Cómodo, recibió el Premio Audermars Piguet a la producción de una obra de arte.