Notas de prensa

Los beneficios de los híbridos enchufables de BMW en su uso cotidiano

El Grupo BMW continúa enfocado en mantener su liderazgo en sostenibilidad con su coherente niciativa de crecer en el área de los vehículos eléctricos en 2020.

05 mar 2020

Como pionera en el campo de la electromovilidad, la compañía ha vendido ya medio millón de vehículos con sistemas de propulsión puramente eléctricos o híbridos enchufables en todo el mundo hasta finales del pasado año. Y para finales de 2021, tiene el objetivo de contar con más de un millón de vehículos electrificados en la carretera. El 25% de los vehículos vendidos por BMW Group en Europa estarán electrificados el próximo año; una cuota que aumentará a un tercio para 2025 y a la mitad para 2030. BMW Group planea aumentar su oferta a 25 modelos electrificados para 2023.

Con su estratégico enfoque “El poder de la elección” (“The Power of Choice”) BMW Group satisface las necesidades individuales de movilidad de sus clientes en todo el mundo. Un amplio espectro de tecnologías de propulsión, que incluye no sólo motores gasolina y diésel altamente eficientes, sino también sistemas puramente eléctricos e híbridos enchufables, da como resultado una oferta de modelos que se adapta a una amplia gama de requisitos legales y preferencias individuales. La diversidad también aumenta continuamente en la gama de modelos eléctricos.

Comparado con los propulsores tradicionales, los híbridos enchufables de BMW ofrecen a sus usuarios una amplia variedad de beneficios:

  • Ahorro: la conducción eléctrica en la ciudad tiene un coste inferior a cuando el coche se mueve con gasolina o diésel, si el vehículo se carga en casa o en el trabajo.

  • Siempre con la temperatura correcta en el habitáculo: la calefacción y aire acondicionado auxiliar forman parte del equipamiento de serie.

  • La frenada como beneficio: al pisar el pedal de freno la batería se recarga. En los coches convencionales, esto simplemente genera calor y consume frenos.

  • Lo mejor de ambos mundos: los híbridos enchufables ofrecen el placer de la conducción eléctrica en ciudad y el clásico placer de conducir de BMW en carretera.

  • A prueba de futuro: como los híbridos enchufables pueden moverse sin emisiones contaminantes, proporcionan acceso a muchas zonas restringidas al tráfico a vehículos eléctricos, así como privilegios de aparcamiento y ahorros en los peajes.

  • Mejora de la calidad de vida en las ciudades: al activar el modo de conducción eléctrico, los usuarios pueden contribuir a reducir las emisiones contaminantes y el ruido del tráfico en las ciudades.

    Los modelos híbridos enchufables de la nueva serie 3 de BMW deben su amplia autonomía eléctrica a los últimos avances en tecnología de celdas de batería. Sus baterías de iones de litio, diseñadas específicamente para cada modelo y fabricadas por BMW Group, tienen un contenido energético bruto de 12,0 kWh y una capacidad de 34 Ah. En relación a su tamaño y peso, la batería de alto voltaje instalada en la actual generación proporciona un suministro de energía particularmente alto.

    Las celdas de batería fabricadas según las especificaciones de BMW Group tienen una capacidad de almacenamiento excepcionalmente alta. La energía eléctrica almacenada en la batería de alta tensión también se utiliza para alimentar el sistema eléctrico del vehículo. Esto permite prescindir del alternador arrastrado por el motor de combustión, lo que aumenta aún más la eficiencia del sistema en su conjunto. Un depósito de combustible de 40 litros garantiza una autonomía total adecuada para los largos desplazamientos, lo que pone de relieve las capacidades de estos híbridos enchufables como coches para viajar.

    La batería de alto voltaje se carga de forma particularmente eficiente durante el viaje mediante la recuperación de la energía de frenada. Además, se puede cargar en enchufes domésticos convencionales con el cable de carga de serie. Con este método, la batería completamente descargada puede cargarse hasta el 80% de su capacidad total en 4,2 horas. 5,7 horas es el tiempo necesario estimado para una recarga del 100%.

    Con un Wallbox BMW i estas operaciones de carga pueden completarse en 2,4 y 3,4 horas respectivamente. El enchufe de carga se encuentra tras una tapa separada en la aleta frontal izquierda del coche.

    Para ver la nota “Mazda MX-30: un coche eléctrico pensando en el medio ambiente… y en los conductores:

    https://www.ifema.es/mobility-car-experience/noticias/mazdamx30-cocheelectrico-medioambiente-conductores-mce-