Noticias

Foto de cabecera

"La mayoría de los dolores proceden de la descompensación en el cuerpo", indican desde Train To Play, empresa dedicada al entrenamiento físico en los esports

Los preparadores consideran que no hay que "esperar a tener un dolor insoportable para empezar a cuidarse"

18 nov 2021

Cuidarse y mantener una buena forma física son dos factores muy importantes para tener calidad de vida. En los esports, al estar tantas horas delante de una pantalla, los jugadores deben ser precavidos para no caer en malos hábitos. Algunos de los mayores problemas en los gamers, especialmente en los más jóvenes, son el insomnio, los dolores repartidos por todo el cuerpo o la ansiedad por los próximos torneos.

Para enseñar buenas costumbres a los jugadores, iniciativas como Train To Play, empresa de entrenamiento en el sector de los esports, trabajan para evitar los problemas físicos con los juegos electrónicos. Esta institución, que colabora con iniciativas como Amazon UNIVERSITY Esports, es un proyecto puesto en marcha por tres emprendedores cordobeses, que apuesta por mejorar la salud en el ecosistema de los esports y especializada en la preparación física de jugadores, tanto amateurs como profesionales.

En Amazon GAMERGY MAPFRE Edition nos hemos puesto en contacto con los desarrolladores de esta empresa para conocer más detalles sobre el entrenamiento físico en los esports.

¿Cómo debe ser la preparación de un jugador de esports en el entorno amateur?

La preparación debe estar enfocada a la prevención de lesiones comunes y tener la mejor salud posible. Esto se debe a que en el circuito amateur nos encontramos con jugadores jóvenes que, tras largas sesiones de juego, pueden tener problemas de insomnio, dolores generalizados y mucha tensión por las competiciones. Una salud generalizada debe ser el objetivo de sus entrenamientos.

¿Se diferencia mucho de la de un jugador profesional?

La única diferencia entre lo amateur y lo profesional normalmente es el número de horas de entrenamiento y el estrés que generan competiciones más importantes. De ese modo, a parte de buscar esa salud y bienestar general, hay que hacer un extra en la prevención de lesiones comunes del sector.

¿Cuáles son los problemas más habituales que afectan a los jugadores?

La mayoría se derivan de la descompensación. Nuestro cuerpo es una máquina prácticamente perfecta, pero delicada, y ahí es donde se producen descompensaciones por las que va a haber dolor y posibles lesiones. Los dolores suelen producirse en la espalda, cuello y brazos, y, si este dolor no se trabaja de manera adecuada con un profesional, puede derivar en lesiones más graves como Síndrome del Túnel Carpiano, Codo de Tenista y problemas nerviosos.

¿Algún consejo para mejorar la salud física de los jugadores y que las pequeñas molestias no se conviertan en lesiones importantes?

Como siempre se ha dicho, más vale prevenir que curar. No debemos esperar a que tengamos un dolor insoportable para empezar a cuidarnos, pues muchas veces el dolor se manifiesta cuando ya hay un daño importante. El consejo más simple y útil que podemos dar es que se hagan pequeños descansos entre partidas. No cuesta nada levantarse de la silla y estirar un poco mientras encontramos partida, y eso ayudara a relajar la musculatura sobrecargada. Lo ideal sería poder sacar aunque sean 30 minutos al día para hacer entrenamiento de compensación, ya sea en casa, en el parque o en el gimnasio.