Noticias

Foto de cabecera

Gabriel Sotos, psicólogo deportivo: "Uno de los principales retos de la psicología en esports es convertirlos en una industria saludable y fuerte"

El director general de Mental Gaming se ha pasado a hablar con Amazon GAMERGY MAPFRE Edition para entender la importancia de la salud mental en los deportes electrónicos y cómo se trabaja

05 nov 2021

La salud mental es un tema que acapara cada vez más titulares en el panorama actual. El ritmo frenético que marca la vida es un quebradero de cabeza del que casi nadie se libra hoy en día. También en los esports, industria que no para de crecer y aumenta continuamente su número de adeptos. Dada la expectación que generan las competiciones de videojuegos, la exigencia a la que se somete el personal de los deportes electrónicos es mayor a medida que avanza el tiempo.

Ante la importancia de mantener una buena salud mental, en Amazon GAMERGY MAPFRE Edition nos hemos puesto en contacto con Gabriel Sotos Santos, psicólogo deportivo y director general de Mental Gaming. Dicha organización proporciona servicios psicológicos para integrar la psicología como una parte fundamental en los clubes de esports. De ese modo, se trabaja el rendimiento y la calidad de vida de cada persona que integra un equipo de deportes electrónicos.

  • ¿Cuál es el papel de un psicólogo en un equipo de esports?

Esta figura debe abarcar varias ramas: en lo más puramente deportivo, se busca una mejora en el rendimiento de cada uno de los jugadores, tanto de manera individual como grupal, hasta lo educativo, ayudando a los jugadores a que puedan compaginar lo competitivo con su educación fuera de los esports. Asimismo, se deben realizar tareas de psicoeducación, para que todos los integrantes del equipo entiendan mejor por qué ocurren las distintas situaciones y qué implican psicológica, comportamental y fisiológicamente.

  • ¿A qué dificultades o problemas se enfrentan los jugadores en su día a día?

Suelen ser prioritariamente problemas relacionados con el grupo, como fallos en la coordinación o la comunicación. Por ejemplo, individualmente es importante aclarar que cada uno de los jugadores y staff son personas diferentes y se realizan planes de trabajo específicos para cada uno de ellos de manera individual, por tanto, las dificultades no son tan comunes.

  • ¿Existen similitudes entre la preparación psicológica de un deportista y un jugador de esports?

La realidad es que la base para ambas preparaciones es semejante a nivel psicológico, pero la capacidad de adaptación que debemos tener los psicólogos al mundo de los esports es muy importante: conocer el videojuego en cuestión, analizarlo y extraer las variables a trabajar que más pueden influir en el rendimiento es clave para el desarrollo de esa preparación. Por otro lado, hay grandes diferencias entre las jornadas competitivas del deporte tradicional con las de los esports. Por ejemplo, un partido de fútbol dura 90 minutos competitivos, más 15 de descanso, mientras que un mejor de cinco en una jornada de League of Legends puede ser muy variable en el tiempo, ya que se disputará más de un único partido y se deberá mantener la mentalidad independientemente de lo que haya ocurrido en el primer, segundo, tercer o, incluso, cuarto partido para conseguir llevarse la jornada. Por tanto, el trabajo y la preparación van a diferir en ciertos puntos entre la preparación psicológica para el deporte tradicional y la preparación en los esports.

  • Los jugadores de esports, con cada vez más fama, están sometidos a mucha exigencia por la expectación que generan. ¿Cómo se trabaja esa presión?

Dentro de la presión se trabajan distintas variables que influyen en la globalidad, enseñándoles herramientas a los jugadores para que sean capaces de afrontar esa exigencia de una manera efectiva. Un punto muy importante es normalizar la presión que los jugadores van a sufrir, ya que será parte de su deporte y deben aprender a controlar todas las variables adyacentes para generar una mejoría y que no afecte negativamente a su rendimiento.

  • ¿Hasta qué punto puede afectar para los jugadores dicha presión en su salud mental?

La presión puede afectar gravemente en la salud mental de los jugadores, dándose en innumerables ocasiones problemas de burn out dónde acaban odiando el juego y no queriendo volver a jugar. De hecho, esta situación es una de las mayores causas de las tempranas retiradas de los jugadores de esports. Por tanto, es uno de los principales retos que debe tener la psicología en esports para convertir a los deportes electrónicos en una industria saludable y fuerte donde sus mayores talentos tengan carreras más longevas, creando, incluso, iconos.