Noticias

imagen cabecera

Ganvam estima que este año se venderán 1,6 millones de coches de ocasión, un 4,1% más

La caída de matriculaciones y la desinversión en flotas deja al mercado sin usados de 3 a 5 años

Las ventas de VO se extreman entre los seminuevos y los populares mileuristas

Las ventas de vehículos de ocasión cerrarán este año en 1.642.000 unidades, lo que supone un crecimiento del 4,1 por ciento con respecto al año anterior, según anunció hoy en rueda de prensa el presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, con motivo del XVII Salón del VO organizado por IFEMA del 24 de mayo al 2 de junio. En los cuatro primeros meses del año las ventas crecieron un 8,9 por ciento, con 558.054 unidades.

21 may 2013

El responsable de la asociación -que representa a 4.600 concesionarios/servicios oficiales y 3.000 compraventas- confirmó que la relación de ventas VO/VN repetirá su marca histórica de 2,3 a 1 debido, sobre todo, a la caída del mercado de nuevos que despedirá el año una vez más en 700.000 unidades, con un retroceso acumulado del 56,7 por ciento desde 2007.

Cuadro 1. Evolución de la relación de ventas VO/VN

Año Ventas VO Ventas VN Relación VO/VN
2013* 1.642.000 700.000 2,3 a 1
2012 1.576.304 699.589 2,3 a 1
2011 1.728.190 808.059 2,1 a 1
2010 1.652.000 982.015 1,7 a 1
2009 1.618.000 952.772 1,7 a 1
2008 1.597.000 1.161.176 1,4 a 1
2007 1.816.000 1.614.835 1,1 a 1
*Previsión
Fuente: Datos del IEA para Ganvam.

De esta forma, España gana posiciones en Europa y adelanta a Alemania cuyo ratio de ventas de usados se sitúa en 2,2 unidades; los puestos de cabeza las mantienen países con mayor madurez y tradición en el vehículo de segunda mano como Reino Unido (3,6); Francia (2,7) o Italia, con 2,6 coches de ocasión vendidos por cada uno nuevo.

Para Ganvam, este ratio de estabilidad muestra que el mercado español de segunda mano está cogiendo también cierta potencia como fuente de negocio para las redes de concesionarios, a pesar de que sigue siendo todavía “cualitativamente mejorable” ya que el 47 por ciento de las operaciones se corresponden con vehículos de más de diez años.

El difícil contexto económico y la falta de financiación ha convertido al vehículo de ocasión en “protagonista forzado de esta larga crisis” y, muy especialmente, al vehículo mileurista que tiene su nicho de mercado en las ventas entre particulares. En la actualidad, el 67,5 por ciento de las operaciones a título privado se hacen con vehículos de más de diez años y muy bajo precio, lo que explica que éstas crecieran un 17 por ciento hasta abril.

. Un mercado de extremos

De esta forma, el mercado del VO sigue polarizado entre los vehículos de más de diez y los de menos de tres que acumulan un crecimiento del 33,1 por ciento hasta abril debido a los efectos indirectos del PIVE-2. Ganvam recuerda que su exclusión de este programa, que incentiva con hasta 2.000 euros al vehículo nuevo, desposicionó en precio a los seminuevos, obligando a concesionarios y compraventas a empujar su venta para evitar su depreciación.

Para Sánchez Torres, “el vehículo de ocasión debería de haber entrado en el PIVE-2 y además haberlo hecho ampliamente, esto es, dando cabida a los usados de hasta cinco años como ocurrió con los planes Prever y 2000E que tan eficaces fueron para renovar nuestras carreteras con vehículos jóvenes y más eficientes. Seguiremos insistiendo en ello”.

. Hacia un mercado de VO maduro

Ganvam reconoce que el sector del VO debería tender hacia un mercado más maduro donde el grueso de las operaciones se localizaran en vehículos de entre tres y ocho años. Lo cierto es que las ventas en estos tramos de edad experimentaron una caída del 7,8 por ciento hasta abril, debido a una oferta exigua ya que “las principales fábricas de VO” no están funcionando a pleno rendimiento.

Según Sánchez Torres, “a veces nos olvidamos de que el coche usado hay que fabricarlo para que llegue a nuestras exposiciones y poder venderlo; la caída de las matriculaciones, con dos millones menos de vehículos en estos años, unido a las desinversiones en flotas que están haciendo los operadores de renting, prorrogando sus contratos, está frenando la entrada de estos vehículos de entre tres y ocho años”.

Además, otra circunstancia que ha contribuido a generar un gran vacío en la oferta de usados es la caída de los vehículos procedentes de flotas alquiladoras, más conocidos como buy backs. A esto hay que sumarle que los operadores locales de rent a car se han convertido en compradores directos de coches de segunda mano en un intento por renovar sus flotas de una forma más asequible. Concretamente, las compras de estos operadores crecieron más de un 96 por ciento en el primer cuatrimestre, representando el 2,8 por ciento del mercado.

. Un parque más antiguo y depreciado

Por otro lado, la tendencia de los automovilistas a estirar al máximo la vida de sus viejos utilitarios ha situado la edad media del parque de turismos en 9,5 años, cuando lo deseable sería menos de siete, generando un parque de VO cada vez más envejecido y depreciado.

Para renovar el parque con usados más jóvenes, Ganvam propone que las cuotas de renting para particulares puedan desgravar en el IRPF, como viene sucediendo en Reino Unido y Holanda, lo que favorecería el cambio de coche cada cuatro o cinco años y contribuiría a generar oferta de vehículos de esta edad para el mercado de ocasión.

El presidente de Ganvam también dedicó unas palabras finales a su gran preocupación: el impacto de la crisis en el aumento de la venta callejera de vehículos por parte de particulares que se hacen pasar por profesionales. En la actualidad, el 10 por ciento de las ventas totales del mercado de segunda mano -160.000 unidades- son ventas piratas, directamente imputables a estos “maleantes” que ejercen una clara competencia desleal a aquellos concesionarios y compraventas que cumplen con todas las exigencias fiscales y administrativas que marca la ley.

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) es una organización sin ánimo de lucro e independiente políticamente fundada en 1957 que agrupa a cerca de 9.000 asociados entre concesionarios oficiales; compraventas independientes; servicios oficiales; agencias concertadas, y talleres independientes, entre otros sectores de la

distribución: vehículos nuevos; usados; turismos; industriales; motocicletas y tractores agrícolas. En conjunto, estas empresas comercializan y dan servicio a más del 80 por ciento del parque nacional. El principal objetivo de Ganvam es representar los intereses de los distribuidores y reparadores ante el Gobierno, las distintas AA.PP. y la sociedad en general, potenciando el papel socioeconómico que desempeña su sector, con la creación de 278.000 empleos y una facturación de más 95.000 millones de euros, lo que supone un 9 por ciento del PIB.