Noticias

Bomberos apagando un fuego

Las claves de la colaboración público-privada en seguridad

Las instituciones públicas están potenciando su colaboración con el sector privado para mejorar la seguridad y la prevención de riesgos. Así, el Servicio de Protección y Seguridad (SEPROSE) de la Guardia Civil ha reforzado el Programa COOPERA, al que pueden adherirse las empresas para integrar sus servicios y potenciar sus capacidades. La Policía Nacional cuenta con RED AZUL, un programa que ha intensificado también su cooperación con particulares. Y la Ertzaintza y los Mossos d´ Escuadra tienen también sus propios programas, USPIOSP en el primer caso y la XARXA DE COL.LABORACIÓ en el segundo. Por su parte, la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 ha continuado innovando e implantando múltiples iniciativas y desarrollos tecnológicos para mejorar la calidad del servicio; y ha llevado a cabo mejoras en materia de seguridad en colaboración con instituciones públicas y privadas, realizando diversos simulacros de evacuación. Mientras que el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) colabora con las empresas en la generación de conocimiento, asistencia técnica y difusión para mejorar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores.

24 jul 2019

Paloma Velasco, directora ejecutiva de la Asociación Española de empresas de Seguridad (AES), asegura que la relación es absolutamente fluida. “No debemos olvidar que la seguridad privada está subordinada a la pública, con la que existe una colaboración y una cooperación muy estrecha, y la información y colaboración debe ser siempre total y estar completamente coordinada”.

En este sentido, tanto dentro de la Policía Nacional como de la Guardia Civil existen programas que facilitan esta coordinación. “Dentro de la Policía Nacional el programa se llama RED AZUL y dentro de la Guardia Civil recibe el nombre de COOPERA. En estos programas se pueden inscribir todas las empresas y particulares relacionados con la Seguridad Privada que así lo deseen, e incluso las asociaciones, como es el caso de AES, que se encuentra inscrita en los dos. De esta manera, podemos recibir correos electrónicos informativos y boletines de noticias que, puntualmente, distribuimos entre nuestros asociados”.

El programa COOPERA se ha convertido en “la principal herramienta de trabajo con el fin de potenciar el apoyo operativo mutuo mediante el intercambio bidireccional de información”, afirma el capitán Francisco Javier Córdoba Ollero, del departamento de Colaboración con Seguridad Privada del SEPROSE (Servicio de Protección y Seguridad). “Mediante este programa, se mantiene un contacto permanente con las entidades adheridas, por el que se intercambian informaciones relevantes para la seguridad ciudadana, actividades sospechosas o delictivas de las que se tiene conocimiento y modus operandi detectados, con el fin de que las entidades de seguridad privada puedan evaluar sus riesgos e implementar sus medidas de protección”.

Emergencias

Entre los ejemplos de cooperación, destaca también la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, que en los últimos años ha continuado innovando e implantando múltiples iniciativas y desarrollos tecnológicos para mejorar la calidad del servicio. Además, ha llevado a cabo mejoras en materia de seguridad en colaboración con diversas instituciones públicas y privadas, realizando diversos simulacros de evacuación y un plan de cierre automatizado de los accesos al edificio principal, centralizando el mismo y permitiendo el control en remoto de puertas y persianas desde diferentes ubicaciones.

Seguridad laboral

En el ámbito laboral, destaca la cooperación del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo con el sector privado, que se produce en diferentes áreas. Por un lado, recaba “información transmitida desde las asociaciones empresariales y sindicales, así como toda aquella que llega directamente de empresas o entidades privadas”. Esta información es considerada “a la hora de establecer las líneas de actuación del organismo”. Por otra parte, la colaboración conlleva la realización de “eventos de difusión, como jornadas o cursos, del conocimiento especializado en materia de seguridad y salud”. Y, en tercer lugar, “presta asistencia técnica, entre otros, dando respuesta a consultas planteadas por diferentes sectores e instituciones”.

En su objetivo de mejorar las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores de los sectores público y privado, el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo se ha planteado como objetivos “facilitar el cumplimiento de las obligaciones legales en materia de prevención de riesgos laborales; promover la mejora de las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores; actuar como interlocutor entre la información especializada del ámbito internacional y las empresas en el ámbito nacional; y desarrollar y facilitar la I+D+i en materia preventiva”.