Notas de prensa

Informaciones necesarias para instalar sistemas de recarga para coches electrificados en garajes comunitarios

Danos respuesta a continuación a varias preguntas sobre este asunto: - ¿Cosas a hacer para poder instalar un punto de recarga en un garaje comunitario? - ¿Qué tipo de punto de recarga es el que más interesa? - ¿Cuánto nos puede costar esta instalación?

05 abr 2022

Gestiones a realizar para instalar puntos de recarga en garajes comunitarios

En plazas de propiedad de garajes comunitarios se puede instalar un punto de recarga siempre que el coste de la instalación y del consumo eléctrico lo asuma el propietario, previa información a los demás vecinos a través de la presidencia de la comunidad, detallando el tipo de instalación y la fecha de la obra.

Los vecinos deben aprobar dicha instalación si es el caso de alguna preinstalación en el edificio o una conexión a un contador comunitario.

Por supuesto, siempre se puede optar por una instalación individual directamente desde el contador de la vivienda o a través de un nuevo contador personal al efecto.

La otra opción es llegar a un acuerdo por mayoría simple de la comunidad para la preinstalación en el edificio de un contador general nuevo que alimente a todo el garaje con la sección necesaria (que asuma la potencia necesario para asumir todas las plazas de garaje), instalando contadores secundarios para el cobro individual de los vecinos y su gestión de consumos.

Muy importante entender que ante el esperado crecimiento de los coches electrificados, una preinstalación bien medida y adecuada será una garantía de suministro así como podrá garantizar la seguridad necesaria para el edificio.

Las normativas que se deben cumplir en la instalación, tanto comunitaria como individual, son las siguientes (sometidas a inspección):

  • Cumplir con las normas internas de la comunidad en cuanto a orden y criterios de instalación establecidos por la junta vecinal.
  • Disponer del boletín Eléctrico
  • Disponer siempre de toda la documentación contractual y de consumos para inspección, incluso en el caso de utilizar una entidad con categoría de “Gestor  energético” (vendedor de energía eléctrica)
  • Lo establecido en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT)

Todos los edificios de nueva construcción desde 2014, por normativa, deben ya contar con la preinstalación preparada para recarga de coches electrificados.

Igualmente, aconsejamos siempre consultar las ayudas a la compra de coches electrificados (Nacionales, Autonómicas y municipales), además de las promociones que aportan las Marcas, sea en descuentos que incluso regalando los puntos de carga y su instalación en muchos casos.

También conviene remarcar que se puede contratar el punto de recarga y la instalación con empresas que no tienen por qué coincidir con la empresa distribuidora que proporciona la electricidad de nuestro hogar, pudiendo utilizar instaladores independientes.

Tipos de puntos de recarga

La elección del tipo de cargador a instalar es fundamental y se debe siempre basar en las indicaciones y asesoramiento de la empresa instaladora y de la marca/concesionario donde se compre el vehículo.

Las posibles opciones actualmente son:

  • Toma doméstica a 2,3 kW de potencia: no es muy recomendable por su lentitud y baja seguridad
  • Green’Up a 3,2 kW: mucho más seguro y con posibilidad de cerradura para instalaciones comunitarias y programación de horas de menor coste
  • Wallbox (de pared) hasta 9,2 kW: el punto de carga más avanzado, rápido y seguro

Una potencia media lógica a contratar es de 7,3 kW/h, previa consulta para saber que el vehículo la admita.

 Por su parte, los cargadores de carga rápida o súper cargadores no están permitidos en viviendas por ser de corriente continua (los detallados anteriores son de corriente alterna), estando desaconsejado su uso continuo ya que pueden producir desgastes anticipados de las baterías (son para uso público y en momentos puntuales determinados).

¿Qué puede costar la instalación de un punto de recarga?

Además del coste del consumo eléctrico en función de la tarifa y potencia contratada, el coste global conlleva la compra del punto de recarga y su instalación:

  • Un punto de recraga “Green’UP” en compra, parte de unos 60€ (muy básico) hasta unos 190€ para empotrar y con cerradura.
  • Un punto de recarga tipo Wallbox, parte de unos 400€, si bien la gama posible es muy variada.
  • La instalación eléctrica puede partir de unos 400€, aunque está muy vinculada a los metros de cable que se necesiten hasta el contador individual

Por todo ello, más o menos la instalación de un punto de recarga debe costar entre 1.000 y 1.500€, pudiendo ser superior si se acuerda una mayor potencia y los metros de cable requeridos son elevados.

 FOTOS: Fuente: revista Motor Mundial