Notas de prensa

¿CÓMO FUNCIONAN LOS “ONE PEDAL” ELÉCTRICOS?

Más seguridad pero con necesidad de acostumbrarse

05 abr 2022

Esta nueva tecnología que comúnmente se denomina “One Pedal” o “e-Pedal” consiste en que el pedal del acelerador prácticamente hace las veces de único pedal ya que al bajar la presión sobre el mismo la frenada regenerativa hace que se frene el vehículo.

Por supuesto, esta tecnología se monta exclusivamente en vehículos electrificados, tanto híbridos como eléctricos puros, permitiendo casi utilizar el acelerador como único sistema para acelerar y frenar.

Es claro que este sistema se enfrenta en cierta medida con tras la ya arraigadas costumbres de contar con dos pedales al efecto, pero es de reseñar que “One Pedal” aporta incluso interesantes beneficios a la conducción.

Funcionamiento  “One Pedal”

El sistema parte del ya conocido “freno regenerativo” que aprovecha la energía cinética que se genera en los frenados y deceleraciones para convertirla en electricidad y recargar la batería del vehículo.

Por su parte “One Pedal” en realidad activa el “frenado regenerativo” desde el instante en que se levanta el pie o se presiona menos el acelerador, procurando así una mayor actuación del freno, para llegar incluso a detener el vehículo por completo al quitar el pie del acelerador para activar su máxima capacidad.

La sensación es muy similar al efecto “freno motor” pero bastante ampliado y bajo solicitud del conductor, siendo muy cómodo en circulación urbana, ya que se evita el cambio continuo del pie entre los dos pedales, generando mayor seguridad al no tener que perder tiempos para el frenado.

 Por supuesto, los vehículos dotados con esta tecnología avisan automáticamente con las luces traseras de frenos a los coches posteriores para que sepan que se está efectuando la frenada.

Muy importante remarcar que por el hecho de equipar “One Pedal”, esto no quiere decir que el vehículo carezca del pedal y sistema de frenada tradicional, quedando el mismo prácticamente limitado a frenadas intensas y/o de emergencia, si bien, en casi todos los vehículos dotados con este sistema, existe la posibilidad de desconectarla para circular con el esquema tradicional.

Por supuesto el menor uso de los frenos tradicionales será también en el tiempo una ventaja económica, ya que esto reducirá notablemente el desgate y mantenimiento del sistema de frenado, dado que algunos estudios indican que la reducción de uso de los sistemas de frenado tradicionales se aproxima al 90%.

También es cierto que conducir con un solo pedal conlleva algo de tiempo para acostumbrarse y para realizar una correcta adaptación, ya que inicialmente choca un poco y cuesta entender los nuevos gestos y costumbres, si bien en pocos kilómetros prácticamente el sistema lo domina cualquier conductor.  

Por otro lado, vista la buena operatividad de este sistema, en el mercado se está produciendo una importante expansión del mismo en muchos modelos y ya prácticamente en todos los nuevos eléctricos que se presentan al mercado

El pedal único “One Pedal” y sus ventajas e inconvenientes

Este nuevo sistema aporta interesantes ventajas y algunos inconvenientes, como sigue:

VENTAJAS:

  • Ayuda a la gestión de la recarga de la batería de forma casi continua
  • Es desconectable para permitir el acceso a la conducción tradicional
  • Gran confort, puesto que evita el juego del pie en ambos pedales y permite olvidarse del pedal de freno en el 90% de los frenados
  • Reducción del desgaste de pastillas y discos de freno, con la consiguiente repercusión económica positiva

INCONVENIENTES:

  • Necesidad de adaptación para evitar pisar el pedal del freno y provocar algunas frenadas más bruscas
  • Olvido del uso del freno tradicional, ya que al acostumbrarse a su uso se pueden cancelar reacciones necesarias en frenados de emergencia, por lo que los expertos coinciden en que de vez en cuando se siga utilizando el sistema tradicional para no perder estos reflejos.

 FOTOS: revista Motor Mundial