Noticias

Ventajas y desventajas del transporte público

Hacer uso eficiente del transporte público en el día a día puede mejorar la movilidad urbana en tu núcleo. Conoce en este artículo cuales son sus ventajas y sus inconvenientes

04 abr 2022

El desarrollo de las grandes urbes y los nuevos modelos urbanos giran en torno a los planes de movilidad urbana sostenible que impulsan un transporte limpio, inclusivo y cada vez menos contaminante.

Ese es el futuro al que nos enfrentamos a corto plazo, y así lo demuestra la Unión Europea con los planes Next Generation. Con ellos no solo se impulsará económicamente, sino que se pretenden transformar nuestras economías y sociedades con la vista puesta en la reducción del impacto ambiental que conlleva el desarrollo de la vida humana.

Los objetivos marcan, para el año 2050, que Europa sea el primer continente climáticamente neutro. Es decir, no producir más gases de efecto invernadero de los que nuestros propios ecosistemas puedan absorber de forma natural. Esto conlleva consigo un amplio panorama de actuación que parte desde una tecnología limpia, una movilidad consecuente, ecológica y sostenible y unas ciudades socialmente responsables.

Si unimos estos factores dentro de una ciudad, podemos determinar que uno de esos elementos clave sea el uso del trasporte público. Cómo se lleva a cabo, qué ventajas tiene, cómo puede ser impulsado, y también que problemas puede conllevar su uso para la competitividad hacia el transporte privado y convertirse en la principal opción de movilidad en una ciudad, son cuestiones sobre las que.

Global Mobilty Call será el espacio en el que poder tratar y alcanzar acuerdos estratégicos para poder avanzar en el ámbito de la movilidad sostenible y  construir una sociedad mejor alineada con todos los objetivos de la Unión Europea para conseguir unas ciudades eficientes que pronto llegarán a ser una realidad plausible.

En este apartado, el transporte público es un factor esencial para alcanzar esos propósitos en todas las ciudades. Un elemento que también ha experimentado un amplio desarrollo en este siglo XX, tanto en las opciones como en las formas de impulsarse. Así, existen autobuses que se mueven con gas natural, trenes y metros que lo hacen con fuentes de energía renovables o servicios de transporte discrecional propulsados de manera híbrida.

Todo ello suma a la hora de conseguir ciudades sostenibles. Es cierto que esta modalidad puede tener grandes ventajas, pero también algún pequeño inconveniente. En este artículo lo desglosamos.

Ventajas del transporte público

Son diferentes las variables que hacen del transporte público una de las mejores opciones para moverse por una ciudad.

Cuidado del entorno

Uno de los beneficios del transporte público respecto al medio ambiente es la contaminación que este emite. Como hemos reflejado anteriormente, la gran mayoría se mueve con fuentes alternativas que emiten menos emisiones de gases de efecto invernadero o ninguna. Por ello, es una alternativa socialmente responsable.

Precio

Este factor, que afecta directamente al bolsillo del usuario, es otra de las claves. Gracias al uso del transporte público, los precios se reducen de manera considerable respecto al uso del transporte privado.

Como ejemplo, un billete sencillo de metro en Madrid cuesta entre 1,50€ y 2€. Con el puedes recorrer una ciudad entera, de arriba abajo. Esta competitividad representa uno de los mayores factores que impulsan su uso.

Tiempo y sencillez

En las grandes ciudades suele ser habitual los atascos y las esperas cuando se usa el transporte privado. Utilizando la modalidad pública para desplazarse, esto se disminuye. El tren o el metro no sufren estos retrasos y su puntualidad es una de sus grandes bazas. En el caso de los autobuses que circulan por carretera, disponen de carriles especiales para ellos que simplifica su transporte y evita que sufran grandes retenciones.

Además, la sencillez en su uso es clave. Una línea de metro puede llevarte a tu destino en fáciles pasos. Asimismo, evitas buscar sitio para aparcar y perder tiempo en tu llegada.

Desventajas del transporte público

Hemos hablado de los múltiples beneficios que ofrece este modo de movilidad, aunque también debemos reconocer que tiene algún que otro inconveniente.

Autonomía

Un coche privado te permite una autonomía clave que no te puede ofrecer el transporte público. Si bien es cierto que el transporte público cumple unos horarios muy rigurosos, pero no será igual que tu propio vehículo. Es importante destacar esto, ya que en algunas ocasiones puede perjudicarnos y nos obligue a condicionar nuestros desplazamientos.

 Un buen ejemplo de esto sería el transporte nocturno. Muchas líneas dejan de funcionar en este horario por la baja demanda, esto complica algo los desplazamientos en esta franja horaria.

Tiempos de espera y horarios

A la hora de hacer uso del transporte público, el reloj será nuestro aliado. Debemos de estar pendiente de los tiempos y horarios en los que pase el autobús para llegar a tiempo. De lo contrario, si cogemos el siguiente, puede ser que no seamos puntuales.

Esto condiciona nuestros desplazamientos según los horarios, ya que es posible que la frecuencia de paso del transporte no cumpla con nuestros compromisos con el reloj. Por ello, es importante la planificación de nuestras rutas