Noticias

imagen cabecera

Fimpa repasa con la Comunidad de Madrid las carencias en el Marcado CE de puertas automáticas y reclama mayor unidad de mercado entre las CC.AA.

Fimpa ha advertido sobre las carencias documentales en el Marcado CE del mercado de puertas automáticas que se ponen de manifiesto durante las inspecciones, en ocasiones a consecuencia de discrepancias en la interpretación de las normas; además ha reclamado mayor unidad de mercado entre las comunidades autónomas. Lo ha hecho en una jornada celebrada recientemente, junto a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, sobre “el Proyecto Nacional de Vigilancia de Mercado 2016-2017: puertas motorizadas industriales, comerciales y de garaje”.

Leer más

23 oct 2018

La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, en colaboración con FIMPA (Federación Nacional de Fabricantes, Instaladores y Mantenedores de Puertas y Automatismos) celebró recientemente una Jornada sobre “el Proyecto Nacional de Vigilancia de Mercado 2016-2017: puertas motorizadas industriales, comerciales y de garaje”.

El encuentro, que tuvo lugar en la sede de la CEOE, contó con la presencia de Juan Ramírez, presidente de Fimpa; Pedro Antonio García, jefe del área de Inspección y Control Industrial, y Jorge Iñesta, subdirector general de Industria e Inspección, ambos de la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid; Luis Rubio, vicepresidente de la Asociación Empresarial de Puertas Manuales y Automáticas (Aepa) y Agustín Martín, presidente de la Asociación de Fabricantes, Instaladores y Mantenedores de Puertas Automáticas (Afipa).

Juan Ramírez recalcó las carencias documentales que se ponen de manifiesto durante las inspecciones, en ocasiones a consecuencia de discrepancias en la interpretación de las normas. Además, como repuesta a un requerimiento histórico del sector (disponibilidad de carnet de empresa instaladora), se refirió al reglamento del Servicio de Instalación certificado Aenor, para Empresas Instaladoras y Mantenedoras de Puertas, Industriales, Comerciales y de Garaje, así como Peatonales automáticas, cuyo ámbito de aplicación fue aprobado en el Comité CTC 85 de la citada firma.

A continuación, Pedro Antonio García hizo un repaso del marcado CE para las puertas Industriales, Comerciales y de Garaje, destacando las claves de la normativa europea de aplicación. “Nos encontramos muchas veces con que no se indica ni la dirección del fabricante”, explicó. En esta misma línea continuó el subdirector general de Industria e Inspección de la CAM, Jorge Iñesta, que reveló los resultados obtenidos en el proyecto nacional de Vigilancia de Mercado 2016-2017, presentando unos datos “preocupantes e inadmisibles”.

En este proyecto en el que se inspeccionaron un total de 123 puertas, el 91,1 por ciento presentó defectos y seis de cada diez defectos graves de seguridad. Además, el 32 por ciento no tenían el marcado CE, el 59,3 por ciento se encontraban sin declaración de conformidad, el 70,2 por ciento sin declaración de prestaciones y un 59,3 por ciento carecía de manuales de mantenimiento, funcionamiento y uso. Con estas cifras, Iñesta fue tajante: “necesitamos tomar medidas urgentes para reconducir el sector. El objetivo no es perseguir a los fabricantes, sino garantizar que las reglas del juego se cumplan y su aplicación sea uniforme”.

Con el objetivo de mejorar este escenario, desde la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid se proponen difundir los resultados a través de asociaciones del sector, realizar una campaña de información entre colegios de arquitectos, corporaciones municipales y administraciones de fincas e iniciar una nueva campaña de vigilancia de mercado, que cuenta ya con la adhesión de 13 comunidades autónomas.

Por su parte, el presidente de Fimpa llamó al optimismo y recordó que “hay empresas que sí cumplen”, llamando a tener en cuenta la particularidad del sector “compuesto también por empresas muy pequeñas, de origen artesanal y a veces poco estructuradas, que no han logrado adaptarse al ritmo impuesto, por las novedades normativas del ámbito europeo”. Además, apuntó al ‘boom’ inmobiliario, de los años previos a la crisis como una de las posibles causas para explicar las deficiencias encontradas en el plan de inspección, unido a una vigilancia del mercado mejorable y más eficaz.

Juan Ramírez hizo hincapié en la falta de unidad del mercado, motivada por los distintos criterios de aplicación entre comunidades autónomas, además de las Administraciones municipales que a veces también han intervenido, y aplaudió la labor de la Comunidad de Madrid, liderando la vigilancia del sector y su papel en el Grupo de Trabajo de Unidad de Mercado, del que Jorge Iñesta es el coordinador.