Noticias

imagen cabecera

La pandemia potencia los accesos automáticos en los hospitales

La situación generada a raíz de la pandemia ha concienciado a las administraciones públicas y a los operadores privados sobre la necesidad de adecuar, adaptar y modernizar las instalaciones sanitarias. Y dentro de las numerosas actuaciones que se han ido dando en los centros hospitalarios destaca el incremento en la contratación e instalación de nuevos accesos automáticos.

20 jul 2021

Según Iván Idiáquez, Responsable Comercial y de Servicios de Erreka, la situación creada por el coronavirus ha hecho que los centros hospitalarios hayan aumentado la contratación e instalación de nuevos accesos automáticos. “Si bien se han tenido que ejecutar muchos proyectos de urgencia y con escasa planificación, parece claro que esta nueva concienciación puede dar un impulso al sector y extender aún más el uso de puertas automáticas en todas las tipologías de centros sanitarios”.

José M. Rodríguez, Director Comercial de Aprimatic, también destaca que “el covid-19 ha obligado a implementar numerosas medidas sanitarias y de seguridad, especialmente en hospitales, para reducir al máximo el riesgo de contagio del virus evitando cualquier contacto. Por ejemplo, “las puertas de quirófano deben instalarse muy bien para conseguir esterilizar y mantener limpios estos espacios clínicos”, y hay que tener en cuenta que “las puertas hospitalarias son la entrada y salida de patógenos, que resulta imprescindible neutralizar”.

Ventajas de las puertas automáticas

A juicio de Iván Idiáquez, de Erreka, las ventajas de las puertas automáticas están claras: “en estos tiempos destaca, obviamente, la mejora de la seguridad ante la transmisión de posibles nuevos virus, gracias a una sectorización mucho más correcta de las instalaciones. Las nuevas tecnologías de puertas con aperturas sin contacto están ya muy asentadas y extendidas, ya sea para puertas correderas o batientes, herméticas, semiherméticas, puertas emplomadas para salas de Rayos X, etc.”

Lo destacable a corto plazo serán los previsibles avances en el sector gracias a las nuevas tecnologías de conectividad e IoT, “que crearán espacios más inteligentes, permitiendo una sustancial mejora en la movilidad interna de los edificios y el control de los mismos a nivel de seguridad y aprovechamiento de la información”.

Idiáquez avanza que “los principales fabricantes del sector ya estamos trabajando en el desarrollo de las distintas aplicaciones que propiciarán estas nuevas tecnologías; con el foco puesto tanto en la mejora de la experiencia para el ‘consumidor’, es decir para los pacientes, como con el objetivo de mejora en la eficiencia de la gestión y operación para los distintos operadores públicos o privados”.

Dispositivos touchless

José M. Rodríguez, de Aprimatic, apunta que los nuevos accesos “favorecen que no haya contacto al abrirse o cerrarse, ya que se activan mediante dispositivos touchless, convirtiéndose en puertas correderas o batientes automáticas”. Así, “las puertas automáticas para hospitales batientes incluyen un brazo superior que controla la velocidad de apertura y cierre de la hoja e, incluso, un sistema de antipinzamiento de los dedos, que impide que la puerta se cierre si por accidente alguien ha colocado los dedos en las bisagras”.

A juicio de Rodríguez, este tipo de puertas “son actualmente las más seguras para quirófanos y salas blancas, y también para cualquier recinto hospitalario que incluya puertas peatonales entre las distintas áreas o zonas del hospital”.

Además, recuerda que “las puertas hospitalarias deben cumplir con una serie de requisitos para garantizar que los parámetros ambientales y sanitarios en estos recintos estén estrictamente controlados”. El cumplimiento de estas normativas es obligatorio, para “garantizar que los espacios destinados a intervenciones quirúrgicas y tratamientos médicos especiales cuenten con las medidas de seguridad exigidas tanto por la Unión Europea como por España”.