Noticias

Fondo azul

Los grandes retos de la seguridad en el siglo XXI, según la Guardia Civil

La seguridad se enfrenta a grandes retos en el siglo XXI, según advirtió el director general de la Guardia Civil, Félix Azón, en un encuentro organizado recientemente por Executive Forum. Azón desvela a continuación las principales claves en la lucha contra el terrorismo, el crimen organizado, la ciberdelincuencia, la violencia de género, así como en la ordenación de los flujos migratorios. Leer más

19 dic 2019

Entre los grandes retos a los que se enfrenta la Guardia Civil se encuentra la lucha contra el terrorismo, tanto a nivel nacional como internacional. “Aunque el de origen interno en España haya desaparecido, estamos a expensas del internacional”, explicó Félix Azón. Otro eje de actuación es la lucha contra el crimen organizado, un tipo de delincuencia que tiene carácter transnacional y requiere la colaboración constante y el intercambio de información con organismos policiales y cuerpos de seguridad extranjeros.

Prueba de ello es que la participación de cuerpos policiales de otros países ha estado presente en 95 de las 126 operaciones contra la delincuencia organizada que hemos llevado a cabo en el primer semestre de 2019 y en las que han sido detenidas o investigadas más de 1.000 personas”.

Ciberdelincuencia

Un tercer eje es la ciberseguridad y la ciberdelincuencia. “La implantación progresiva de la delincuencia organizada en la red y en el ciberespacio es un hecho que se ha consolidado, incrementando el alcance de las actividades criminales y sus potenciales consecuencias”. Este escenario obliga a la Guardia Civil a que “además de llevar a cabo investigaciones sobre este tipo delictivo, continuemos con los esfuerzos y acciones destinadas a garantizar un uso más seguro de las nuevas tecnologías por parte de la ciudadanía. Es decir, no solo tenemos que perseguir a los malos, sino que tenemos que enseñar a los buenos a que se defiendan de aquellos”.

En el primer semestre de 2019 se han realizado más de 100 operaciones relacionadas con delitos cometidos en la red y en los que han sido detenidas o investigadas cerca de 200 personas. “Contamos con lo que nos gusta llamar ciber-guardia civiles, que tenemos colocados en la red y que hacen que esta sea cada vez más segura”.

Otra de las actuaciones es la ordenación de los flujos migratorios. En este tema, “la Guardia Civil, por su experiencia, su potencial y su despliegue, contribuye de forma decidida a salvaguardar la vida de las personas en el mar, mejorar la vigilancia en las fronteras exteriores de la Unión Europea y combatir las redes criminales dedicadas al tráfico de seres humanos”. En 2018 “contabilizamos más de 2.400 embarcaciones interceptadas, que pretendían entrar en España, transportando personas de manera irregular; pudimos controlar casi hasta 60.000 inmigrantes irregulares en estas naves”.

Lucha contra la violencia de género

La lucha contra la violencia de género constituye otra de las grandes preocupaciones de la Guardia Civil. “Las víctimas de violencia de género representan uno de los colectivos vulnerables, a los que prestamos uno de nuestros mayores focos de atención”. Entre otras actuaciones, destaca también el despliegue internacional. “Somos conscientes de que la seguridad interior empieza a garantizarse mucho más allá de nuestras fronteras. La delincuencia se ha hecho internacional y la única forma de combatirla es cooperando con los cuerpos policiales de los países hermanos”. Y, finalmente la Guardia Civil trabaja para garantizar la seguridad ciudadana no solo en las ciudades sino también en los pueblos, en lo que se ha dado en llamar “la España vaciada”.