Notas de prensa

Los expertos afirman en SICUR que las empresas deben prevenir los riesgos psicosociales

El Director del INSST señaló que en 2021 el 38,4% de los accidentes de trabajo mortales se debieron a patologías no traumáticas

El Marco Estratégico Europeo 2014-2020 incide en los procesos de transformación digital y su impacto en la seguridad y la salud

25 feb 2022

Representantes de Agbar, Aena y Endesa explicaron las estrategias de prevención de riesgos de estas compañías

Los riesgos psicosociales están presentes en todas las empresas y los empleadores deben garantizar su gestión preventiva, advirtieron los participantes en una jornada de SICUR, el Salón Internacional de la Seguridad que, organizado por IFEMA MADRID, se celebra del 22 al 25 de febrero. Además, según los expertos, cada vez existe una mayor concienciación por parte de las compañías sobre la importancia de prevenir estas amenazas y las consecuencias de las mismas. El encuentro, que analizó los nuevos retos en salud y bienestar laboral, la forma de abordar la salud psicoemocional y la prevención aplicada a los nuevos modelos de trabajo, fue organizado por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Servicios de Prevención Laboral (AESPLA).

La presentación de la jornada corrió a cargo de Antonio Díaz, Presidente de AESPLA, y Antonio Guzmán, Director del Área de Promoción de la Salud de la Fundación Mapfre, que destacaron la creciente importancia de los riesgos psicosociales en empresas de todos los sectores y actividades. A continuación, intervino Carlos Arranz, Director del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), del Ministerio de Trabajo y Economía Social, quien afirmó que “vivimos en un mundo frenético en el que las patologías de todo tipo se han incrementado y tienen un importante impacto en las personas, las empresas y la sociedad”, por lo que es fundamental contar con las herramientas necesarias para “controlar los factores y situaciones” que las provocan.

En este sentido, Arranz se refirió al aumento del estrés laboral y de los factores de riesgo mental y psicoemocional. Y apuntó que en 2021 el 38,4% de los accidentes de trabajo mortales se debieron a patologías no traumáticas. Por otra parte, advirtió de que “no podemos hablar de seguridad y salud en el trabajo sin referirnos a la lucha contra la precariedad y la temporalidad, ya que unas condiciones de trabajo precarias influyen en la salud de los trabajadores; así como a la conciliación de la vida familiar y laboral, y la creación de entornos laborales seguros y saludables”.

Para mejorar la situación, explicó que “debemos analizar las disposiciones legales que tenemos para ver qué carencias presentan en relación a los nuevos riesgos de trabajo, llevar a cabo proyectos de investigación sobre ellos y proporcionar a las empresas herramientas para que puedan gestionarlos”. Por su parte, las empresas deben “tomar conciencia de la importancia de la salud y promover acciones para identificar todos los riesgos”.

El impacto de las TIC

María Jesús Otero, Jefa de la Unidad Técnica de Psicosociología del Centro Nacional de Nuevas Tecnologías (CNNT) del INSST, puso el acento en la gestión psicosocial en los modelos de trabajo híbridos y a distancia. Así, afirmó que “los nuevos avances los han dotado de una digitalización inmersa y abrupta, con una exposición a un uso intensivo de la conectividad y a todas las tecnologías de la información y la comunicación”.

El Marco Estratégico Europeo en materia de salud y seguridad en el trabajo 2014-2020 ya indicaba “que había que evaluar los cambios en la organización del trabajo debidos a la evolución de las TIC y su impacto a nivel organizacional e individual”. Y el nuevo marco 2021-2027 vuelve a incidir de manera clara “en todos estos procesos de transformación digital y su impacto en la seguridad y la salud”. Según Otero, “nos encontramos con nuevas formas de organización del trabajo, que se caracterizan por modelos flexibles de presencialidad, trabajo a distancia y teletrabajo”; y la gestión preventiva requiere acomodarla a los nuevos entornos y riesgos que aparecen en ellos.

Entre los derechos de los trabajadores citados por esta experta figuran “la protección eficaz de la salud psicosocial, la conciliación y adaptación, el derecho a la intimidad y privacidad, la protección de datos y el derecho a la desconexión digital”. Y entre los factores de riesgo psicosocial, “la prolongación de la jornada, la intensificación de las demandas, la hiperconectividad y el control mediatizado”. Además, advirtió sobre nuevos riesgos como “el tecno-estrés, el ciberacoso, la ciberviolencia y el daño psico-emocional”. En conclusión, afirmó que “garantizar la salud psicosocial es una cuestión prioritaria y debe ser un compromiso compartido por todos”.

Identificación y evaluación

María Teresa López, Coordinadora del Departamento de Diagnóstico Psicosocial de la consultora Affort Health, analizó el nuevo enfoque que la normativa española da a los riesgos psicosociales, a los que otorga “mayor importancia”. Según afirmó, estos riesgos “están presentes en todas las empresas, y el empleador está obligado a garantizar su gestión preventiva, para lo que debe identificarlos y evaluarlos adecuadamente”.

Entre las condiciones que ha de cumplir esta evaluación, citó “la participación de la dirección de la compañía, la consulta a los trabajadores, la capacitación de los técnicos, el uso de varias fuentes de información, la garantía de confidencialidad, el establecimiento de unidades de análisis, y la utilización de técnicas cuantitativas, cualitativas y complementarias, así como métodos simplificados”. López añadió que “existe una mayor concienciación, por parte de las empresas, de la importancia de la prevención de riesgos psicosociales y las consecuencias de los mismos”.

Nuevos retos en salud laboral

La jornada celebrada en el marco de SICUR incluyó también una mesa redonda sobre los nuevos retos en salud y bienestar laboral en las empresas, en la que se mostraron diversas experiencias prácticas y en la que participaron representantes de Agbar, Aena y Endesa.

Rodolfo Manuel Ruiz, Director de SSL de Agbar para Madrid, explicó la frecuencia con la que en esta empresa actualizan las evaluaciones de riesgos y añadió que cuentan con “la colaboración de servicios de prevención especializados en el ámbito psicosocial”. Además, destacó la importancia de que los planes de acción sean “globales y particulares, al mismo tiempo, para adaptarse a la realidad de todos los centros de trabajo”; y de que participen en ellos los representantes de la empresa, el departamento de recursos humanos y los trabajadores. Por otra parte, puso en valor la importancia de la “formación y sensibilización”, y la implantación de un proceso de “cultura justa, orientada a la comunicación y a facilitar un clima de confianza en toda la plantilla”.

Noelia Martínez, Jefa de la División de Selección, Formación y Prevención de Riesgos Laborales de Aena, afirmó que “la pandemia ha situado a los riesgos psicosociales como una preocupación principal para mejorar el bienestar de los trabajadores”. Y explicó que “en Aena llevamos años haciendo planes de evaluación de este tipo de riesgos, que se ajustan a cada centro de trabajo”. Además, “estamos estableciendo una cultura acerca de cómo prevenirlos, que involucra no solo a la dirección, sino también a todos los trabajadores”. Según recordó esta experta, “los estudios indican que el 60% de las enfermedades mentales en el entorno laboral podrían evitarse”.

Finalmente, Jaime Sánchez-Cano, Director del servicio de Prevención de Endesa, apuntó que “nosotros contamos con un proceso consolidado de prevención de riesgos, en el que hemos reforzado la prevención de los psicosociales”. Asimismo, indicó que “cada tres años hacemos una reevaluación y cada dos, una encuesta de seguimiento, que incorporamos a la planificación preventiva, en la que se involucra toda la organización”.