Noticias feriales

imagen cabecera

El presidente de CONAIF, Francisco Alonso Gimeno, explica los principales desafíos del sector de la instalación

La digitalización, la conectividad en las instalaciones, la adaptación a la nueva normativa que está por llegar, la sostenibilidad, el cuidado medioambiental y las energías renovables, y la electrificación, entre los principales desafíos de los instaladores, según el Presidente de la Confederación Nacional de Asociaciones de Instaladores y Fluidos

13 sep 2021

A su juicio, ¿qué importancia tienen los instaladores en el sector de climatización y refrigeración? 

Los instaladores desempeñamos un papel clave y no solo como técnicos, sino también como asesores del cliente. En la transición energética a una economía descarbonizada, basada en la eficiencia energética y la generación de energías renovables, se necesitan instalaciones eficientes y bien mantenidas, así como profesionales habilitados que las lleven a cabo y asesoren al cliente.

La conectividad, los edificios de consumo casi nulo (nZEB), la calidad del aire, la ventilación, el reciclaje de residuos… son áreas con un gran potencial de desarrollo en el sector que requieren de instaladores formados y habilitados.

¿Con qué grado de profesionalización y especialización cuentan estos profesionales actualmente en España? 

Los instaladores, por ese papel clave en el sector al que me refería antes, tenemos que garantizar al cliente una alta profesionalización que adquirimos fundamentalmente a través de la formación y la experiencia.

El grado de profesionalización es alto entre los instaladores españoles porque si no, estaríamos fuera de un mercado que cada vez es más competitivo y exigente. Eso nos lleva a tener que estar al día de los cambios normativos y del uso de diferentes tecnologías que avanzan de manera muy rápida, así como a demandar formación específica sobre energías renovables como la aerotermia, geotermia o la fotovoltaica, debido a la tendencia de las nuevas reglamentaciones que van entrando en vigor, todas ellas orientadas a incrementar la eficiencia energética y el ahorro en las edificaciones.

De cara al futuro, ¿cuáles son los principales retos y desafíos para este sector? 

La digitalización, la conectividad en las instalaciones, la adaptación a la nueva normativa que está por llegar, la sostenibilidad, el cuidado medioambiental y las energías renovables, la electrificación y demás conceptos vinculados a la transición energética que los instaladores asumimos como propios.