Noticias

imagen cabecera

Rampas de impresión 3D para hacer accesibles las entradas a los edificios

La Fundación Mutua de Propietarios ha presentado la primera rampa digital piloto instalada en Barcelona, fabricada con materiales ecológicos y que, además, absorbe CO2 y contaminantes

15 jul 2021

La Fundación Mutua de Propietarios ha presentado la primera Rampa impresa en 3D, una solución digital sencilla y replicable que permitirá hacer accesible la entrada a los edificios de viviendas de una forma rápida, eficiente, rentable y durable, con plazos de instalación significativamente inferiores a las tradicionales rampas de obra o carpintería.

En el caso de Castilla-La Mancha, un 63% de los edificios no son accesibles desde la vía pública hasta el portal. Las rampas (63%), las puertas de apertura automática (68%) y los telefonillos adaptados a la altura de una silla de ruedas (52%) son las actuaciones de mejora más urgentes que demandan los castellanomanchegos con movilidad reducida para facilitar el acceso a su edificio de viviendas, siendo una necesidad que reclaman con mayor importancia las personas de más edad, de acuerdo con el informe “Rampa hacia la accesibilidad” elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios para conocer el grado de accesibilidad de los accesos a los 9,8 millones de edificios destinados a viviendas que existen en España1.

“Más de 100.000 españoles son prisioneros en su hogar por la falta de accesibilidad de su edificio, pero este problema también afecta o afectará a la inmensa mayoría de la población en algún momento de su vida cuando, por motivos de edad o enfermedad tengan problemas de movilidad”, afirma Laura López Demarbre, vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios”. “Por ello, conseguir hacer un itinerario accesible desde la vía pública a la vivienda, es fundamental para garantizar la libertad a estas personas”, señala López Demarbre.

La primera fase de esta innovadora iniciativa ha consistido en el diseño e instalación de una rampa piloto en una comunidad de propietarios de Barcelona para testar la eficacia de los retos tecnológicos que planteaba el proyecto. “Hemos demostrado que es factible el uso de la fotogrametría para la obtención de un modelo tridimensional digital del espacio no accesible; que el diseño por bloques que se ajustan como piezas de lego facilita un montaje ágil de la rampa”, explica Laura López de la Fundación Mutua de Propietarios.

Las Rampas 3D constituyen también un elemento de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático ya que están fabricadas con materiales ecológicos como el ácido poliláctico (PLA), polímero que se obtiene a partir de recursos renovables ricos en almidón, como el maíz o la remolacha y que otorga suficiente resistencia y durabilidad a la rampa. Asimismo, su impresión mediante tecnología 3D ofrece muchas posibilidades de futuro para su distribución.

“La implicación social de las Rampas 3D, unido a la sostenibilidad del desarrollo, la utilización de materiales renovables que además absorben CO2 y contaminantes y su producción km0, alinean el proyecto con los objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU, así como con los instrumentos Next Generation EU del programa de Recuperación y Resiliencia del Consejo de la Unión Europea”, afirma Laura López Demarbre.

Las Rampas 3D estarán a disposición de las comunidades de propietarios a partir del 9 de junio, y su solicitud será a través de la página web de la Fundación en la siguiente dirección: “Nuestro objetivo es que, en un breve plazo, sea posible diseñar de forma automática la rampa a partir del envío de fotografías del emplazamiento donde ubicarla para, a continuación, pueda ser rápidamente impresa 3D y enviadas a la comunidad de propietarios las diferentes piezas impresas que la integran, para su montaje e instalación”, explica la vicepresidenta ejecutiva de la Fundación Mutua de Propietarios.

Tres escalones para la libertad.

De acuerdo con el informe “Rampa hacia la accesibilidad” elaborado por la Fundación Mutua de Propietarios para conocer el grado de accesibilidad de los accesos a los 9,8 millones de edificios destinados a viviendas que existen en España1, las rampas (61%) son las actuaciones de mejora más urgentes que demandan las personas con movilidad reducida para facilitar el acceso a su edificio de viviendas, las puertas de apertura automática (68%) y los telefonillos adaptados a la altura de una silla de ruedas (49%).

En España, donde cerca del 70% de sus habitantes residen en pisos2, 2,5 millones de personas tienen movilidad reducida y 608.000 viven solas en su hogar3. Sin embargo, seis de cada diez edificios de viviendas (un 59%) tienen escalones antes de llegar al portal, convirtiéndose en la primera gran barrera a la que debe enfrentarse una persona con movilidad reducida cuando accede al inmueble donde reside, y solo un 28% tiene rampa o dispone de plataforma elevadora (4%).

Una rampa que, cuando existe, en ocasiones presenta dificultades por estar demasiado inclinada (14%), por carecer de barandillas a ambos lados (65%), o porque su superficie es deslizante (9%). Por este motivo, entre los inmuebles que han realizado obras de mejora de accesibilidad, el principal elemento reformado ha sido la rampa (57%) y un 38% de los españoles afirma que el edificio tuviera rampa o plataforma fue decisivo a la hora de comprar su vivienda.