Noticias

imagen cabecera

La impresión online ganó adeptos en el último año

Muchos proveedores de servicios de impresión que aún no habían adoptado software web-to-print ahora están interesados, con casi el 50% de los encuestados en Europa y el 18% en Norteamérica esperando comprar una solución en los próximos dos años. El objetivo es aumentar la eficiencia de la producción y atraer nuevos clientes.

21 abr 2021

Debido a la pandemia, los proveedores de servicios de impresión (PSPs) se enfrentaron en 2020 a algunas de las condiciones de negocio más difíciles que habían vivido en una década. Las operaciones comerciales se interrumpieron a medida que los ejecutivos y gerentes luchaban por adoptar protocolos de salud y seguridad, al tiempo que permitían el trabajo a distancia siempre que fuera posible. Las ventas y los ingresos de los PSPs se redujeron en un 13%. Esta interrupción obligó a los PSPs a reaccionar y poner un mayor enfoque en la transformación digital, y en digitalizar procesos manuales.

Un área de transformación es la impresión online, que permitió a los clientes la opción de realizar impresiones de manera socialmente distanciada. Estudios recientes de Keypoint Intelligence en Norteamérica y Europa muestran que muchos PSPs que aún no habían adoptado software web-to-print (W2P) ahora están interesados en comprar, con casi el 50% de los encuestados en Europa y el 18% en Norteamérica esperando comprar una solución en los próximos dos años. La razón es que el 74% está agregando W2P para mejorar la experiencia de pedidos de sus clientes (aumentar la eficiencia de la producción y atraer nuevos clientes).

Durante el año pasado, cuando los volúmenes de pedidos disminuyeron entre un 30% y un 80%, los PSPs con soluciones W2P fueron capaces de cambiar rápidamente a los clientes a pedidos online. Como resultado, más del 30% de los encuestados en Norteamérica (y aún más en Europa) fueron capaces de aumentar los volúmenes de pedidos online derivados de otras áreas en retroceso. Es probable que el aumento de los pedidos online, aunque acelerado por la pandemia, se mantenga a medida que este hábito se convierta en la nueva normalidad.