Noticias

imagen cabecera

¿Cómo será el primer vecindario formado por casas impresas en 3D?

Las impresoras 3D están ayudando a la sociedad a fabricar productos más rápido y democratizarlos para que más personas tengan acceso a ellos. Cada día hay nuevas noticias que ejemplifican estos avances, como la impresión de prótesis, equipos de protección personal e, incluso, material clínico. Sin embargo, el gigante de la construcción de viviendas, Lennar, ha llevado esta tecnología un paso más allá.

08 nov 2021

La compañía se ha asociado con Icon, una startup de tecnología dirigida a la construcción, para crear el primer vecindario impreso en 3D. Lennar pretende construir 100 viviendas en Austin, Texas, en 2022.

Icon ya había experimentado con esta tecnología anteriormente, pero su mayor proyecto había sido la impresión de cuatro casas en 3D. Sin embargo, este nuevo plan será el más ambicioso del sector, tal y como han dicho desde ambas empresas, ya que no existe ningún otro proyecto de tal tamaño.

Las casas serán diseñadas por la empresa que se encargó del hábitat de Marte

Otro de los datos que aumenta el interés que EEUU está poniendo en este vecindario es que la empresa que se encargará de diseñar las casas será la misma que se encargó del proyecto del hábitat impreso en 3D de Marte, Bjarke Ingels Group (BIG).

Cabe destacar que Lennar y BIG invirtieron recientemente 207 millones de dólares en Icon. "Lennar siempre ha ampliado los límites de la innovación tecnológica para mantener viviendas de calidad asequibles y la impresión 3D es un enfoque inmensamente alentador", ha dicho Eric Feder, presidente de Lenx, otra de las empresas que invirtieron en la startup, tal y como recoge Insider.

Para llevar a cabo este proyecto, Icon ha creado y patentado el material 'lavacrete'. Esta iniciativa responde a la necesidad de dar solución a la escasez de mano de obra y de materiales. Además, es necesario ofrecer una alternativa más rápida a la construcción tradicional debido a la creciente demanda de viviendas que registra EEUU.

"Existe una profunda necesidad de aumentar rápidamente el suministro sin comprometer la calidad, la belleza o la sostenibilidad y esa es exactamente la fuerza de nuestra tecnología", ha explicado Jason Ballard, director ejecutivo y cofundador de Icon.