Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

Cómo detectar la osteoporosis y combatirla a edad temprana

Persona Silver ejercicio osteoporosis
Es recomendable el ejercicio moderado y una mejor alimentación para combatir la osteoporosis. @iStock

Es una enfermedad silenciosa e indolora hasta que aparece la primera fractura y, con ella, el sufrimiento. No hay forma de curar la osteoporosis, pero sí de pararla, siguiendo una serie de consejos que te resumimos aquí.

Si todos llegáramos a los 100 años padeceríamos osteoporosis. Hombres y mujeres, nadie se libraría de esta enfermedad crónica y progresiva que produce la descalcificación de los huesos y la disminución de su densidad. Literalmente, significa hueso poroso, y suele aparecer al cumplir los 60. Se trata, pero no se cura. “Se puede parar, como cuando tienes el dedo apretado sobre un muelle; pero si quitas el dedo, el muelle sube”, señala el doctor Santiago Palacios, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas y director del Instituto Palacios, Salud y Medicina de la Mujer de Madrid.

Precisamente a los 60 fue cuando Carmen Sánchez Chicharro, de 85 años, comenzó a ser consciente de la fragilidad de sus huesos. “Tuve menopausia precoz, me hicieron una histerectomía total (una extirpación del útero) y, cuando cumplí 60 años, me rompí la muñeca, y entonces se detectó mi osteoporosis. Fue mi primera fractura, y lo habitual es que la de la muñeca sea la primera, porque, si te caes, la apoyas en el suelo y el hueso se rompe. Luego llegaron fracturas en las lumbares y en las dorsales”, dice esta madrileña que presidió la Asociación Española con la Osteoporosis y la Artrosis (Aecosar). Como ella, aproximadamente tres millones de españoles padecen osteoporosis, según esta asociación.

La osteoporosis les afecta más a ellas (una de cada tres) que a los hombres (uno de cada siete), según Aecosar.

Es común que una menopausia precoz (antes de los 40 años) repercuta en la pérdida temprana de masa ósea, pues en ese periodo se reducen los niveles de las hormonas estrógenicas y el recambio óseo se acelera (el hueso es un tejido vivo compuesto por una red de colágeno con minerales que se reemplazan continuamente, como el calcio, el sodio, el fósforo y el potasio). Junto a ese recambio, también se acelera el ritmo de pérdida de hueso. Además, la osteoporosis les afecta más a ellas (una de cada tres) que a los hombres (uno de cada siete), según Aecosar.

Cómo parar la osteoporosis

¿Cómo se puede detectar este proceso indoloro y silencioso antes de que se produzca la primera fractura? En general, a partir de los 60 años es bueno someterse a una densitometría, una prueba que determina el contenido de calcio y de otros minerales en los huesos. El médico la recomendará si existen factores de riesgo que den la voz de alarma, como la edad (a los 90 hay más posibilidades de sufrir osteoporosis que a los 80, y a los 80 más que a los 70…); el hecho de que tus padres hayan tenido una fractura, sobre todo de cadera; tomar corticoides; otra serie de enfermedades endocrinometabólicas (tiroides, diabetes, artritis reumatoide); delgadez y poco peso; fumar, beber, etcétera.

A alguien que aún no tiene osteoporosis no se le mandan medicamentos, pero sí ejercicio, vitamina D y calcio en pastillas, si hace falta.

“La genética es el 60% del hueso. El resto es el tipo de vida que llevas: la alimentación, el ejercicio… Hay gente que hace mucho ejercicio y, a pesar de ello, tiene osteoporosis. Hoy podemos meter en el ordenador una serie de factores que nos arrojan la posibilidad de riesgo mayor o menor de tener una rotura”, dice el doctor Palacios.

En una densitometría, con una radiografía se obtienen unos resultados con una puntuación T que compara la medición de la densidad mineral ósea del sujeto con la de una persona sana de 20 a 39 años del mismo sexo. “Cuando sale menos de 2,5 T es osteoporosis, pero entre -1 y -2,4 se llama osteopenia, que precede a la osteoporosis (si una persona tiene osteopenia sabes que dentro de 2 ó 3 años va a ser osteoporótica).

Huesos osteoporosis gente silver
La osteoporosis es una enfermedad crónica y progresiva que produce la descalcificación de los huesos y la disminución de su densidad. @iStock

A alguien que aún no tiene osteoporosis no se le mandan medicamentos, pero sí ejercicio, vitamina D y calcio en pastillas, si hace falta. Cuando ya la tiene, lo anterior no es suficiente, y necesita un fármaco”. También puede realizar el test online de la Fundación Internacional de la Osteoporosis para comprobar si le hace falta ir al médico.

Más ejercicio y mejor alimentación

“Cuando tuve la primera fractura, hace 25 años, solo había un fármaco. Pero se ha investigado mucho, y hay mucha más variedad. A mí me han recetado todo lo que ha habido. Ahora me ponen una inyección cada seis meses, tomo una vez al mes una pastilla de Hidroferol, que es la vitamina D, y alimentos con calcio, como yogures, acelgas, salmón, sardinas en aceite y espinacas”, dice Carmen Sánchez.

Además, a Carmen el médico le animó a que hiciera más ejercicio moderado. Conviene caminar (cada vez que lo hacemos se contraen nuestros músculos y se produce una estimulación de los huesos). Por eso se aconseja andar una hora al día o dar 10.000 pasos diarios, y evitar los esfuerzos bruscos y las rotaciones forzadas. También es beneficiosa la gimnasia dentro del agua, las pesas y subir escaleras.

Otra medida para luchar contra la osteoporosis es la ingesta de calcio, a través de la leche y sus derivados (tres lácteos al día), de pescados grasos (sardinas, arenques, atún, salmón) y de vitamina D (15 minutos de exposición al sol de la cara, los brazos y las piernas entre las 10 h y las 14 h.). “Son dos medidas de prevención para todo el mundo, más importantes que la propia medicación”, asegura el doctor Palacios.

Agenda que te puede interesar