Prensa

Influencer: una profesión que no entiende de edad

VS Camino Villa y Erea Louro

Vida Silver reúne a Camino Villa y Erea Louro, dos mujeres que triunfan en Instagram. Representan a generaciones distintas pero coinciden a la hora de poner de manifiesto la importancia de ser fiel a uno mismo y aceptar la edad y el paso del tiempo… tanto en la vida real como virtual.

Madrid, a 13 de septiembre.- Erea Louro es una de las influencers de moda y estilo de vida más queridas de la red. Hace más de diez años comenzó con su blog de moda “All that she wants” y de ahí dio el paso a crear contenido en sus redes sociales, labor que compatibiliza en la actualidad con su trabajo de estilista. Actualmente cuenta con 145.000 seguidores en su perfil de Instagram.

Camino Villa es experta en moda y analista de tendencias. Lleva en Instagram cinco años compartiendo sus estilismos y consejos de moda y cuenta ya con 171.000 seguidores, entre los que se encuentran Tamara Falcó o la propia Erea Louro.

La primera tiene 33 años, la segunda 70.

Vida Silver (www.vidasilver.com) se ha encargado de unir a estas dos prescriptoras de tendencias de distintas generaciones, para entablar un diálogo sobre las diferencias y semejanzas de lo que supone abrirse camino en las redes sociales antes de los 30 y más allá de los 60.

Ambas coinciden en que la edad no tiene que ser un condicionante a la hora de tener un perfil de éxito en las redes sociales, sino todo lo contrario. Para Erea, “hay gente que lleva toda su vida dedicada a un sector concreto, y gracias a Instagram ahora podría aportar su experiencia, hablar de cosas de las que todos podríamos aprender, y conectar con gente que tiene los mismos intereses”.

Además, la estilista e influencer piensa que hay un hueco por cubrir en esta red social ya que echa en falta “ciertos perfiles sénior que a mí me encantaría seguir. Ojalá cada vez haya más”.

Durante este encuentro, Camino Villa comentaba al respecto: “Dicen que las mujeres a los 50 años se vuelven invisibles, y decidí usar Instagram para luchar contra ello, porque me indigna. A partir de esa edad, las mujeres –y los hombres – se vuelven más interesantes, y, por tanto, tienen más que contar y compartir”.

 En su conversación, Camino y Erea hablaron también sobre la presión de la imagen, o sobre el valor del contenido de calidad en las redes y sobre cómo hay que ser fiel a uno mismo y a lo que quiere transmitir y no dejarse guiar únicamente por los likes y el reconocimiento inmediato de sus seguidores. Precisamente, en este sentido, Camino Villa destacaba que “hay que luchar por que sea auténtico lo que se publica y en eso vosotros” -(la gente joven)- “tenéis mucho trabajo por hacer”.

Respecto a la presión de la imagen y de la edad, Erea mostraba su preocupación por aquellas prescriptoras más jóvenes que son reacias a decir su edad, por miedo quizá a perder trabajos, y destacaba: “A mí me encantaría dentro de muchos años seguir siendo influencer y que la gente que lleva conmigo desde mi blog crezca conmigo, maduremos juntas y continuemos envejeciendo juntos. Me parece muy bonito”.

Imágenes: Ver

Vídeo teaser del encuentro: Ver

Vídeo completo del encuentro: Ver