Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

Todo lo que tienes que saber sobre la pensión de viudedad y no te suelen contar

Pensión de viudedad
La pensión de viudedad es una prestación contributiva de la Seguridad Social a la que tenemos derecho cuando nuestra pareja ha fallecido. @iStock

España es el país con más pensiones de viudedad del mundo, con un sistema de prestaciones diferente a otros estados de la UE. Existen dudas sobre cómo se calcula y las situaciones que pueden provocar su pérdida, aunque algunos expertos aseguran que en unos años serán cosa del pasado.

Con la reforma de las pensiones en el tablero político, conviene detenerse a analizar la pensión de viudedad, “una prestación contributiva de la Seguridad Social a la que tenemos derecho cuando nuestra pareja ha fallecido”, como así la define la publicación de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. Un derecho que en nuestro país se empieza a reconocer por ley en 1967. Aunque su regulación mucho ha cambiado desde entonces, cuando entre las causas de extinción de la misma, figuraba, por ejemplo, que la viuda observara una conducta “deshonesta o inmoral”.

Vida Silver recurre a uno de los principales expertos en longevidad y pensiones, José A. Herce, socio fundador de LoRIS (Longevity & Retirement Solutions), para aclarar no solo las principales dudas sobre hasta dónde alcanza en la actualidad esta prestación sino también hasta dónde debería y no llegar en el futuro.

¿Es igual para autónomos y para asalariados?

Sí, no hay ninguna diferencia, ya que depende de la base reguladora, y si la del autónomo es más baja que la de un trabajador por cuenta ajena, “la pensión de viudedad causada será menor, como sucedería también entre dos asalariados con distinta base reguladora”, precisa Herce.

¿Y entre casados y parejas de hecho?

Sí, tan solo hay que documentar debidamente la cohabitación, con certificado de inscripción –realizado al menos dos años antes del fallecimiento– en los registros específicos de las comunidades autónomas o los ayuntamientos.

¿Quién se divorcia pierde el derecho a la pensión?

En absoluto. El derecho a la prestación se mantiene, incluso tratándose de parejas de hecho. Eso sí, en el caso de que la persona fallecida se hubiera vuelto a casar tras el divorcio, la pensión se reparte entre el divorciado y el llamado cónyuge supérstite (o superviviente).

¿Se puede percibir otras pensiones a la vez?

“La pensión de viudedad es concurrente con la jubilación u otras de la Seguridad Social hasta la pensión máxima”, recuerda Herce. Aunque si se totalizan las diferentes pensiones, ese total no puede exceder la pensión máxima.

Pensión viudedad y jubilación
La pensión de viudedad es concurrente con la jubilación u otras de la Seguridad Social hasta la pensión máxima. @iStock

¿Se puede perder la pensión de viudedad?

Siempre y cuando el beneficiario forma una nueva pareja, ya sea por contraer nuevo matrimonio o porque inicia una nueva relación de hecho, ya que el estado entiende que cambia su situación económica.

¿Son insuficientes?

Eso parece. Y es que tan solo el 17% de quienes las perciben la consideran buena o muy buena, como recoge la Encuesta del Instituto BBVA de Pensiones sobre la Longevidad y Gestión del ahorro tras la Jubilación. Pero eso sucede porque “la base sobre la que se calculan (las pensiones, generalmente, del cónyuge o pareja fallecido, ya jubilado) es reducida”, precisa Herce, quien añade que “el porcentaje que se aplica, desde el punto de vista actuarial, es más que adecuado”.

¿Cómo son en otros países europeos?

Según un informe de la OCDE de 2018, en España por cada cien pensiones de jubilación, hay 47 de viudedad, siendo el país con más pensiones de viudedad del mundo. El propio organismo sugería limitar su uso para garantizar la sostenibilidad del sistema, quizás con alguna fórmula que ya se plantea en muchos países avanzados, como apunta Herce. “No solo no estamos equiparados a las prácticas más avanzadas, sino que tampoco pensamos en ello”, advierte Herce, donde “no es una pensión vitalicia, sino un lump-sum (pago único) que permita reconducir al hogar y/o una prestación mensual durante 24 o 48 meses”; aunque “aquí nadie se plantea que el futuro de la pensión de viudedad en España pudiera pasar por ahí”, concluye.

¿Se esperan cambios en el sistema de pensiones?

“Van a ser pocos”, dice nuestro experto debido a lo que denomina “un estrecho corsé institucional, social y político” que impide resolver el “problema” que supone enfrentarse a una longevidad mayor frente a una economía que no es capaz de generar los recursos suficientes para asumir el actual sistema de pensiones.

¿Cuál es el mayor reto de las pensiones de viudedad?

Sin duda, ajustarse a los cambios de una sociedad que verá cómo en pocos años la pensión de jubilación será la prestación habitual en la mayoría de mujeres (más del 90% de los receptores actuales, según datos de la Seguridad Social), por lo que la pensión de viudedad podría, en poco tiempo, ser una cuestión del pasado. Así lo explica el experto: “La viudedad es una contingencia de la primera mitad del S. XX, mientras que en el S. XXI las pensiones de jubilación están ya llegando a quienes antes dependían de una pensión de viudedad”.

Agenda que te puede interesar