Noticias

Información de interés para la generación sénior.
Conoce el proyecto Vida Silver.

Cómo recorrer kilómetros en bicicleta sin tener que preocuparte por la espalda

El ciclismo, como cualquier otro deporte, es beneficioso para nuestra salud, tanto a nivel físico como mental. @iStock

Una correcta postura para esquivar posibles lesiones, un buen plan de entrenamiento que evite cargas excesivas y, sobre todo, prejuicios fuera. Los beneficios son tantos, que te faltará tiempo para lanzarte a dar pedales.

Estamos acostumbrados a crear mitos… también sobre la práctica del deporte: Correr, por ejemplo, disminuye la masa muscular (no necesariamente); nadar no está recomendado para personas con asma (que se lo pregunten a nuestra campeona Mireia Belmonte); montar en bici puede ocasionar más de un problema de espalda. ¿Seguro? La experiencia de Miguel de la Fuente, mecánico de helicópteros, parece apuntar, más bien, en una dirección diferente: “Me partí la cadera practicando esquí de fondo y si no hubiera hecho la rehabilitación montado en bici, posiblemente estaría con muletas”.

Los beneficios de la práctica son tantos que hay que intentar poder montar en bici aunque se tenga alguna lesión previa.

Miguel de la Fuente fue, en 2000, Campeón de España en categoría Máster, y lleva practicando ciclismo desde los 16 años. Ahora, a sus 51, sigue pedaleando una media de 12 horas semanales. “Cinco horas diarias cuando tengo vacaciones”, reconoce. Su médico nunca se lo prohibió; sí, en cambio, le pidió que no corriera, aunque en su caso, el especialista le pidió evitar la bici de montaña ya que, al tratarse de un terreno irregular, hay mayor impacto y, además, “en montaña, uno va algo más erguido y la columna no se abre lo suficiente, al contrario que en carretera”, precisa de la Fuente.

Deporte contra el dolor

En la práctica deportiva también hay matices. Sara Álvarez, fundadora y creadora de la metodología Reto 48 (que busca incrementar el nivel de fuerza, resistencia, potencia y condición física) señala que “para disminuir el riesgo de cualquier dolencia es aconsejable hacer deporte, entre ellos, también el ciclismo”, siempre que “cuidemos practicarlo de la manera correcta”. Además, no habría, en principio, que poner excesivas restricciones a la hora de elegir entre, por ejemplo, carretera o montaña, en opinión de Yago Alcalde, entrenador, biomecánico y director de ciclismoyrendimiento.com: “Cualquier modalidad es recomendable, depende de dónde viva cada uno, así como de su nivel técnico”.

lesion deporte
Realizar deporte disminuye el riesgo de cualquier dolencia. @iStock

Sara Álvarez lo deja claro: “El dolor no existe por el simple hecho de practicar ciclismo”. Eliminado el mito y teniendo en cuenta, como señala Mikel Ormaechea, coach de Reto48, que cualquier deporte no tiene por qué ser el ideal para todos, “es importante conocer nuestras capacidades y debilidades”, nuestros expertos hacen hincapié en algunas pautas generales a tener en cuenta para quienes decidan empezar a dar pedales. Normas que, en opinión de Yago Alcalde, pasarían por iniciarse con alguien que ya tenga experiencia (“para disfrutar más de la actividad desde el principio”), realizar una prueba de esfuerzo (“sobre todo, si se ha tenido algún episodio de taquicardia o mareos”), y dar la necesaria importancia a la realización de un estudio biomecánico con el fin de “conseguir una posición cómoda sobre la bicicleta que evite dolores y lesiones”.

El manillar no siempre más alto

La búsqueda de la postura correcta se presenta como un factor esencial, y conviene recurrir a un experto para que configure la bicicleta y conseguir así la mejor posición. Precisamente, en este sentido, también habría que echar por tierra algunas falsas creencias que, por ejemplo, llevan a pensar que una postura es más cómoda teniendo el manillar más alto. “No es así, ya que sufre más, tanto la zona lumbar como los trapecios, además de llevar demasiado peso sobre el sillín con las molestias que conlleva”; apunta Yago. Presunción que se une a la de considerar que los sillines más blandos son más cómodos que el resto. Sin embargo, “en un sillín blando nos quedamos más encajados y al final suele haber más presión en la zona perineal”, según el experto.

posicion bicicleta
Es fundamental tener una buena postura sobre la bicicleta para así evitar lesiones. @iStock

Una vez encontrado nuestro lugar en la bicicleta, es hora de marcarse un objetivo realista de entrenamiento, precisando bien el volumen y la intensidad del mismo, e ir ajustándolos y aumentarlos de forma progresiva, en función de las capacidades y los objetivos personales, ya que “una carga excesiva continua o cargas puntuales excesivas pueden resultar lesivas”, como indican los responsables de Reto48.

Ya solo queda apelar a nuestra fuerza de voluntad y no perder nunca de vista los beneficios que su práctica acarrea, también para quienes van cumpliendo años. Beneficios que, según Yago Alcalde, pasan, entre otros, por tener en cuenta el elevado gasto calórico que supone (pues se puede practicar durante mucho tiempo), su beneficio para la salud desde el punto de vista cardiovascular, junto a otros más vinculados al estilo de vida, como la motivación, el contacto con la naturaleza o la posibilidad de aumentar el círculo social. “Los beneficios de la práctica son tantos que hay que intentar poder montar en bici aunque se tenga alguna lesión previa”, resume Yago Alcalde. “Siempre pienso en los deportistas paralímpicos, ya que con todo tipo de lesiones y limitaciones acaban disfrutando del deporte como el que más”.

Agenda que te puede interesar