Noticias

conjunto de frutas coloridas

Los productos locales y saludables adquirieron protagonismo en la cesta de la compra durante el confinamiento

Entrevista a Jacinto Fernández Sastre, responsable de Compras Frutas y Hortalizas de El Corte Inglés El retail alimentario, y en particular el de frutas y hortalizas, ha demostrado su fortaleza durante la crisis provocada por la pandemia de la covid-19 en nuestro país con agilidad, adaptación a la nueva situación y ofreciendo un servicio de gran calidad. La situación, no obstante, ha provocado cambios en los hábitos del consumidor y también en las estrategias de las principales empresas de distribución de nuestro país. Estas y otras cuestiones las analizamos en esta entrevista a Jacinto Fernández Sastre, responsable de Compras de Frutas y Hortalizas de El Corte Inglés.

11 nov 2020

Por David Barreiro, periodista agroalimentario

¿Cómo afectó el confinamiento y el estado de Alarma a la distribución de frutas y hortalizas? 
La sociedad y los productores se han visto obligados a realizar un rápido proceso de adaptación a un nuevo escenario con reglas establecidas y normas especiales de consumo. Desde las propias empresas agrícolas y de distribución nos hemos visto obligados a reforzar la productividad, con una mayor agilidad y prestando un servicio de calidad. Desde el punto de vista del cliente, la concentración familiar en el hogar ha condicionado el consumo, un 78% de los usuarios hacía una compra íntegra en un solo establecimiento, con menor frecuencia y con un incremento del ticket medio. El mix de venta ha cambiado al igual que las necesidades de marcas y productos, los hábitos de consumo son diferentes. Adaptación, productividad, compra ahorro y tiempo definen el estado de alarma en nuestra sección de frutas y hortalizas.

¿Hubo dificultades para el aprovisionamiento y dar salida a los productos? 
Al inicio del confinamiento hubo un desajuste de la oferta y la demanda en todos los sectores, tanto productivos como a nivel logístico causado por la incertidumbre, posteriormente todo se fue ordenando. En nuestro caso no ha existido desabastecimiento, en algunos casos podía haber una marca concreta que no se encontrase por rotura de stock, pero había otra similar como alternativa. La planificación de pedidos online y por teléfono nos ha permitido realizar una mejor gestión de los recursos humanos, atender las necesidades y prestar el servicio que el cliente requería.   

¿Cuál fue la reacción del consumidor ante esta situación? ¿Se consumió más, igual o menos? 
La reacción al principio fue de supervivencia y día a día fue adaptándose y cogiendo confianza con otras formas de compra que estaban condicionadas por una mayor concentración de la unidad familiar; acumulación de productos básicos y otras reservas, y un mayor consumo en el hogar. El incremento de productos de la cesta básica ha crecido un 40%. Un mix de compra dónde predomina la materia prima para hacer sus propios platos caseros y menos la comida preparada. 

Una vez ya en la "nueva normalidad", ¿ha habido cambios en los hábitos de consumo de este tipo de productos? 
Sí, se ha incrementado la compra de productos envasados en vez de a granel. Esto ha marcado la exposición en los lineales, la planificación de las necesidades, los productos locales han adquirido protagonismo y se ha incrementado la tendencia por comprar productos más saludables. Asimismo, en muchos casos ha habido un cambio en las marcas habituales por otras que hasta ahora no consumía, por eso potenciar  la marca propia es y era importante. Al cliente le gusta probar otras marcas, ya no es tan fiel como antes.

Una de las tendencias que se han observado en este tiempo ha sido el del aumento de consumo de productos saludables que fortalezcan el sistema inmunitario. En este sentido, las frutas y hortalizas juegan un papel clave. ¿Se vieron favorecidas por esta tendencia? 
En un país productor como España, las frutas y hortalizas forman una parte importante de nuestra dieta. El 39% de los consumidores que entran en un supermercado o que realizan una compra online lo hacen para adquirir productos de la sección de frutas. El incremento de la compra de materia prima para cocinar en casa como pimientos, cebollas, patatas, etc. ha sido muy considerable. Ha descendido el consumo de productos preparados como pueden ser las cremas envasadas, el cliente buscaba verduras troceadas para realizar en casa un puré de una forma más ágil y rápida. Esto mismo ocurría con otros productos como la compra de ingredientes y bases de pizza para elaborarlas a su gusto en el hogar. Podemos decir que el hecho de pasar tiempo en casa, sin poder salir, ha favorecido una dieta dónde las frutas y hortalizas se han visto favorecidas con trato privilegiado.

Desde El Corte Inglés, ¿se ha adoptado alguna estrategia en la venta específica para estos productos?  
Nuestra compañía siempre ha tenido una diversidad y diferenciación de productos mayor que el resto de la distribución, una fortaleza que nos ha permitido satisfacer las necesidades de los clientes sin tener que cambiar ni adaptar productos que ya estaban en nuestros lineales, simplemente hemos ajustado stocks en función de las demandas. Surtido, diferenciación y calidad a precios competitivos están siempre a disposición del cliente.  

En sus tiendas se vende tanto a granel como en modo tradicional o envasado , ¿ha habido desplazamiento hacia uno de los tres formatos? 
En nuestros establecimientos ofrecemos tres fórmulas de venta, a “Granel” donde el cliente escoge su propia fruta, “Tradicional” en el que el consumidor es atendido por un profesional y donde se encuentran las mejores marcas; y “Autoservicio”, donde tenemos metros y lineales de frío positivo con producto envasado. La elección del cliente ha sido apostar por el ahorro, el tiempo y la agilidad en las compras, por lo que, en esta ocasión, la fórmula de autoservicio ha sido la mejor opción para el consumidor.

Una de las tendencias durante el confinamiento fue el incremento del e-commerce, algo siempre complicado cuando hablamos de frescos. ¿Registraron ese crecimiento? ¿Supuso un gran reto logístico? ¿Esperan que se mantenga en el futuro? 
El Corte Inglés lleva muchos años operando a través del canal online, especialmente en frescos, donde ha logrado posicionarse muy por encima del resto de la distribución. El cliente ha apostado por ello y ha impulsado el crecimiento por encima de la media nacional y del resto de la distribución. La gestión y la venta de productos frescos a través de la web de El Corte Inglés ha sido un acto de responsabilidad y compromiso con nuestra sociedad durante este periodo.  Con este objetivo hemos trabajado para llegar a todos los lugares donde muchas personas lo han necesitado. Un esfuerzo enorme en inversión debido al rápido crecimiento y un reto logístico que nos ha aportado grandes aprendizajes. El cliente ha puesto en valor la comodidad de hacer la compra online, sobre todo la gran calidad del producto recibido, una cualidad fundamental en frescos.

Una de los daños colaterales de la pandemia es la crisis económica. ¿Cómo cree que puede afectar a la venta de sus productos? 
La normativa relacionada con el covid  implica un mayor coste de producción y menor productividad en toda la cadena, la que genera una inflación de precios. No sabemos aún como acogerá el cliente estos cambios. Concretamente en El Corte Inglés estamos teniendo una contención en precio e inversión en margen, manteniendo los acuerdos con nuestros productores y dando al cliente una opción de compra competitiva a todos niveles.

Desde los diferentes sectores debemos informar al cliente para que entienda el porqué de los precios actuales y el incremento de productividad e inversión para establecer los procedimientos marcados por la ley.

En el caso de un posible rebrote generalizado y una vuelta a períodos de confinamiento, ¿han preparado alguna estrategia específica? 
Estamos trabajando y adaptando constantemente los recursos humanos y el surtido basándonos en las necesidades presentes y futuras. Si se volviera a dar la misma situación o una similar, estaremos mejor preparados para dar cobertura a las necesidades de nuestros clientes en cualquier parte de España. Toda la compañía está comprometida y tenemos una responsabilidad hacía nuestra sociedad y nuestro país.