Noticias

conjunto de frutas coloridas

El mercado chino se abre a la uva de mesa española

10 sep 2019

La Administración General de Aduanas de la República Popular de China comunicó, el 2 de septiembre al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la autorización oficial para exportar uva de mesa española a los mercados chinos, por lo que los primeros envíos comenzarán este mes. Se concluye así la tramitación de un protocolo, que se inició hace varios años y que ha requerido, entre otros aspectos, dos visitas de los inspectores chinos a las zonas de producción españolas.

Las negociaciones para la autorización de la exportación de uva de mesa han tenido que superar numerosas dificultades técnicas y visitas de auditoría sobre el terreno, ya que China es un país extremadamente exigente en materia fitosanitaria.

La primera visita de los inspectores chinos a explotaciones españolas de uva de mesa tuvo lugar a finales del año pasado y durante la última semana de julio se ha producido la segunda y última visita, que ha permitido concluir el procedimiento exigido por las autoridades chinas para poder exportar uva de mesa a su país.

Según el Ministerio de Agricultura, las parcelas, almacenes e instalaciones de frío autorizadas por China figuran ya registradas en la aplicación informática del Ministerio para la gestión de importaciones y exportaciones CEXVEG (Comercio Exterior de Vegetales), con el fin de poder abordar, de manera inmediata, las exportaciones en esta campaña. La propia delegación china ha destacado especialmente la importancia de CEXVEG en esta apertura de mercado, como el elemento clave de control y gestión, que otorga confianza en el sistema de certificación fitosanitaria de España.

 Así, en esta campaña podrán exportarse uvas procedentes de las parcelas e instalaciones inscritas y que cumplen los requisitos del acuerdo de exportación entre España y China, fundamentalmente de las comarcas de Murcia, Alicante y algunas zonas específicas de Aragón, Andalucía y Castilla-La Mancha. Esta autorización no incluye la exportación de uva pasa.

Con esta autorización se cumple el acuerdo alcanzado, el pasado 28 de noviembre de 2018, durante la visita de Estado a España del presidente chino Xi Jinping, visita en la que se alcanzaron importantes acuerdos de exportación para productos agroalimentarios de nuestro país, según el MAPA.

Las importaciones directas de uva de mesa por parte de China se elevaron a 413 millones de dólares en 2018 y en volumen ascendieron a  207.760 toneladas, un 15% más que en 2017,  siendo los principales proveedores Chile, con 120.764 toneladas y un crecimiento del 20%;  Australia, con 49.425 toneladas (+20%),  Perú, con  18.115 toneladas (+9,6%); Estados Unidos con, 9.406 toneladas, un 42% menos y Sudáfrica con 5.909 toneladas (+32%), según la División de Estadísticas de Naciones Unidas.

La exportación española de uva de mesa al mundo en 2018 ascendió a 170.658 toneladas por un valor de 337 millones de euros, con un crecimiento del 18%, tanto en volumen como en valor, con relación a 2017, según estadísticas de la Dirección General de Aduanas. Murcia representa el 69% de la exportación  nacional, con 115.153 toneladas, seguida de Comunidad Valenciana con 28.239 toneladas, producidas principalmente en la provincia de Alicante. El principal destino es la UE, siendo los primeros países Reino Unido con 64.800 toneladas, Alemania con 32.000 toneladas y Portugal con 18.000 toneladas. En cuanto a los países terceros, en 2018 se exportó un volumen de 13.561 toneladas, siendo los principales receptores Noruega con 5.600 toneladas y Sudáfrica con 3.270 toneladas.

Las exportaciones españolas  se concentran en el segundo semestre del año, por lo que autorización oficial para exportar uva de mesa a China, permitirá iniciar envíos de prospección de mercado durante esta campaña, según APOEXPA, asociación que agrupa la mayor parte de la producción y comercialización de uva de mesa de Murcia, integrada en FEPEX. La Federación considera, también, que la apertura de este mercado es una oportunidad única, teniendo en cuenta, además, el conflicto comercial existente entre China y Estados Unidos, uno de los principales proveedores del hemisferio norte de uva del país asiático.