Noticias

conjunto de frutas coloridas

La distribución organizada de frutas y hortalizas gana terreno al canal especialista

25 mar 2019

En España, la ingesta de frutas se sitúa en 1,5 raciones al día y la de hortalizas (excluyendo patatas), en 1,3, en base al ‘Informe de Estado de Situación sobre Frutas y Hortalizas: Nutrición y Salud en la España del S.XXI”, coordinado por la Fundación Española de la Nutrición (FEN). Estos datos significan que nuestro país no llega el consumo mínimo recomendado por la comunidad científica y sanitaria, que aconseja, al menos, cinco raciones diarias. Situación que se agrava especialmente entre  niños y adolescentes, que toman las cantidades más bajas (241 y 220 g/persona/día).

Este bajo consumo de frutas y hortalizas sería una de las claves de porqué el sector hortofrutícola pierde volumen cada año, aunque no valor, debido al incremento del precio medio. De hecho, si tomamos como referencia el ‘Informe del consumo de alimentación en España 2017’ (último ejercicio con datos conocidos), publicado por el MAPA, el volumen de frutas ese año se contrajo un 3,5% (4,2 Mt), mientras que el valor tan sólo cayó un 0,9% (6.140 M€), amortiguado por el incremento del precio medio. En hortalizas frescas -excluyendo patatas-, el volumen retrocedió un 4,1% (2,2 Mt). Por contra, el valor avanzó un 0,6% (4.400 Mt), apoyado en la subida del precio medio ( 4,9%, hasta 1,48 €/kg). Datos corroborados por la consultora especialista en paneles de consumo, Kantar Workdpanel, que en su estudio ‘Tendencias en la distribución en 2018’ establece que el valor de los frescos aumentó un 2,4%, a pesar de que su volumen descendió un 1,5% (en el acumulado hasta el 12 de agosto de 2018).

No obstante, la buena noticia es que, según esta misma fuente, en el “canal dinámico” o distribución organizada se produjo un incremento del 6,2% en la comercialización de frutas y hortalizas, frente al descenso del 1,6% del especialista. Por su parte, el citado informe del MAPA también establece que los únicos formatos que incrementaron su cuota fueron el Ecommerce y el supermercado, validando de este modo las inversiones que la distribución organizada está destinando a estos universos. En concreto, el supermercado ganó un 0,4% en frutas y un 3,2% en hortalizas, alcanzando cuotas del 32,1% y del 30,6%, de forma respectiva. El comercio electrónico aglutina un 0,4% en frutas ( 32,1%) y un 0,5% en hortalizas ( 21,8%), dejando ver que las reticencias del consumidor final a adquirir productos frescos a través de internet comienzan a desaparecer. El tradicional, por su parte, cae un 8,7% en el primer caso (33,4%) y, un 7,2%, en el segundo (30,7%). El MAPA también asevera que la forma de consumir frutas y hortalizas se ha modificado sustancialmente en los últimos años, estando estas referencias cada vez menos presentes en las comidas principales (almuerzos y cenas) y ganando peso en otras menos habituales, como el desayuno o la merienda.Un escenario positivoLa conjunción de ambos factores (baja ingesta y nuevos momentos de consumo), dibujan un escenario muy positivo para el sector, siempre y cuando el mismo sea capaz de ofrecer lo que el nuevo consumidor reclama: surtido, salud, conveniencia y precio, completado con formatos y embalajes innovadores, en la medida en que el cliente quiere innovar y probar cosas nuevas.

En lo concerniente al surtido, el nuevo caballo de batalla de la distribución son los productos ecológicos. Así, según el último informe sobre ecológicos publicado por el MAPA, en estos momentos el canal especialista aglutina alrededor del 42% de este mercado, por el 38% de la distribución organizada, quedando el 20% restante en otros segmentos. No obstante, esta fuente asevera que, en 2020, la distribución organizada supondrá el 46%/48% por el 31/34% del especialista. Por ejemplo, las últimas compañías en incorporar estos productos han sido Supersol Spain, Musgrave España (filial en nuestro país del grupo irlandés homónimo), la cooperativa murciana Grupo Upper o Majadadis, encargada de la gestión de un hipermercado ‘E. Leclerc’ en Majadahonda (Madrid). Por su parte, otras como Eroski, Consum, Carrefour, El Corte Inglés, Auchan, Dinosol Supermercados, Juan Fornés o Lidl Supermercados continuaron engrosando su portafolio y apostando por la “democratización” de este segmento.

Aparte de los ecológicos, el lineal está ganando profundidad con la llegada de frutas tropicales, “ready to eat” (cortadas y peladas) o congeladas; hortalizas cortadas o ‘healthy’ (bimi o kale, por ejemplo); además de numerosas referencias de IV y V gama (combinados de hortalizas para preparación de cremas y purés, ensaladas con superalimentos, etc.). Y, todo ello, con formatos adaptados a los nuevos modelos de familia y embalajes sostenibles. Finalmente, los servicios alternativos como el zumo natural, los smothies o los obradores de fruta, son habituales ya en estos universos.

Fuente: Alimarket Gran Consumo