Noticias

conjunto de frutas coloridas

La crisis sanitaria consolida el consumo de frutas y hortalizas

Alimarket Gran Consumo

RESUMEN A raíz de la publicación del RD 463/2020 por el que se declaró el Estado de Alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, España ha vivido "una intensidad de cambio mayor que en todo lo que llevamos de siglo, lo que ha comportado que los hábitos de compra y de consumo de la sociedad ya no vuelvan a ser los mismos", en palabras de Jorge Folch, director general de Kantar, División Worldpanel, para el sur de Europa.

15 jun 2020

De hecho, los expertos coinciden en señalar que esta crisis no ha hecho “sino acelerar algunas tendencias que ya se observaban”, entre las que destaca “una preocupación por la vida sana”, resume Manuel García, director del departamento de socio cliente de Consum. En este sentido, desde Mercadona aseveran que, según sus previsiones, alrededor del 60% de sus clientes mantendrán los hábitos saludables adquiridos y que sus ventas de frutas y hortalizas se han incrementado alrededor de un 15% durante este periodo.

El esfuerzo que tanto distribuidores como fabricantes han hecho en los últimos años por adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores y que ya estaba comenzando a dar resultados, se revela ahora como imprescindible. Y es que, en los últimos años el sector se enfrentaba al reto de satisfacer a un consumidor cada vez más exigente e informado. Un cliente que ha sumado a sus tradicionales exigencias (calidad, sabor, sostenibilidad y salud) nuevas variables, como información sobre las cualidades organolépticas de lo que compran, su procedencia o si son respetuosos con el entorno.

Por ello, fabricantes y distribuidores pusieron el foco en la innovación y en aprovechar las oportunidades que han surgido de las nuevas tendencias y ocasiones de consumo, así como de otras variables relativamente recientes como el cambio en la tipología de los hogares, integrados, cada vez más, por un número inferior de miembros. Hecho que, a su vez, ha supuesto cambios a la hora de hacer la compra hacia gramajes más pequeños o modificaciones en la composición del menú.

Para conseguir este objetivo, tanto unos como otros se han estado apoyando en el surtido. Como consecuencia, el lineal ha ido ganando profundidad con la incorporación de nuevas referencias y, sobre todo, con la inclusión de formatos más pequeños que, por extensión, se presentan en un packaging más sostenible. Y todo ello, sin perder de vista los productos más tradicionales, que siguen siendo la base de la sección y cuyo crecimiento se ha disparado en el estado de alarma. Así, a la sección se han ido incorporando un mayor número de variedades exóticas y tropicales, ecológicos y referencias de IV-V gama que, además, se presentan en versiones 'mini' y 'on the go' -entre otras-, y en embalajes más respetuosos con el medioambiente.

Asimismo, muy relacionado con el despertar de la conciencia medioambiental imperante se encuentra el auge de los frescos de proximidad y de temporada que, a sus históricas garantías de frescura y calidad, incorporan ahora un sello de sostenibilidad ya que, por ejemplo, su transporte es menos contaminante. Finalmente, los servicios alternativos como el zumo natural, los smoothies o los obradores de fruta, son habituales ya en estos universos.

Se disparan las ventas de frescos

Tomando como referencia los datos aportados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (correspondientes al pasado mes de marzo de 2020), carnes hortalizas, legumbres, arroz o lácteos han experimentado un incremento general del 15,4% con respecto a marzo de 2019. Datos que, como hemos mencionado, corroboran que la tendencia a consumir frutas y verduras frescas se ha disparado.

En concreto, las hortalizas frescas y las patatas experimentaron un incremento en volumen del 18,6%, al ascender a 362.189 t frente a los 305.376 t del año anterior. El alza es superior al 20% en cebollas (23,7%), lechuga/escarola o endivia (35,5%) o los pimientos 21,8%). También han crecido de forma destacada las judías verdes (13,4%), las coles (18,7 %) o los tomates (11,6%). En el caso de las frutas, aumentan un 8,8% (369.006 t por las 339.129 t anteriores), especialmente en las más básicas, como naranjas (10,4%), mandarinas (19,6%) y limones (27,3%) manzanas (12%) o peras (11%).

Previamente, en el TAM móvil de 12 meses desde noviembre de 2018 a octubre de 2019, presentado por esta misma fuente, se establecía que el consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares se situó en 6,6 Mt (+1%). Por segmentos, el de frutas registró avances del 1,3% en volumen (5,4 Mt) y, el de hortalizas, del 0,5% (2,2 Mt).