Noticias

conjunto de frutas coloridas

La conveniencia otorga una nueva vida a las frutas y hortalizas en Europa

28 may 2019

Adaptarse a los diferentes estilos de vida sigue siendo un desafío para la industria de la alimentación en Europa. Por este motivo, en los últimos años multitud de compañías han focalizado sus esfuerzos en desarrollar productos que faciliten el consumo fuera del hogar y, al tiempo, sean saludables y compatibles con una dieta equilibrada. Se trata de los denominados alimentos de conveniencia, preparados para la ingesta en cualquier momento y lugar. Este segmento ha alcanzado notoriedad en el sector hortofrutícola, con un gran número de referencias surgidas a raíz de la tendencia.

El 56% de los españoles reconoce que hace uso de productos listos para comer -ready to eat- por falta de tiempo, según un estudio elaborado por AECOC. En concreto, el informe Alimentación de Conveniencia afirma que los principales motivos que derivan en la compra son el ahorro de tiempo y la tranquilidad de tener alternativas en caso de urgencia. También hay otra gran parte de la población (42%) que recurre a ellos porque no sabe o no le apetece cocinar. Pero si hay un país que destaque entre las economías más notorias de Europa, es Reino Unido. Según Statista, ingresó 12.591 M€ en 2018 por la venta de estos productos, y fue la quinta nación -solo por detrás de EE.UU., China, India y Japón- en volumen facturado.Este mercado, de acuerdo con el Centro Francés de Competencia para Frutas y Hortalizas de IV gama, también ha crecido en Francia a un ritmo constante desde 2015, y el 75% de los franceses están familiarizados con este tipo de productos. Mientras que en Italia, como declaró Giancarlo Colelli, investigador de la Universidad de Foggia, en el Foro Europeo de Conveniencia celebrado en Hamburgo, el consumo varia en función de la zona del país (norte/sur) y el estatus económico.

Los supermercados, basándose en estos datos, ya cuentan en sus lineales con secciones específicas para las frutas y hortalizas de conveniencia. Estas referencias se distinguen del resto por incorporar un valor añadido e ir envasadas en formatos más reducidos. Llama la atención el caso de la cadena británica Tesco, puesto que es de las pocas a nivel europeo que ha creado una área propia para la venta online. En esta sección se ofrece un abanico de productos que abarca desde packs de 4 o 5 piezas hasta platos vegetales preparados. El factor diferencial de Tesco, frente a otras firmas que operan en el Viejo Continente, es su apuesta por la fruta de IV gama. En su catálogo, además de las habituales tarrinas de fruta cortada, dispone de dúos formados por dos frutas, fingers (tiras) y cuñas de fruta, macedonias temáticas (tropicales y berries), deshidratados y mix de frutas, frutos secos y chocolate.

Tras Reino Unido, conforme a Statista, Francia fue el segundo mercado (8.877 M€) europeo en cuanto a ingresos por alimentación de conveniencia en 2018. Le siguieron Alemania (5.794 M€), Italia (3.016 M€) y, cerrando el top 5, España (2.668 M€). Precisamente, Italia lanzó el pasado año un gran número de referencias para esta categoría, como ‘Buoninsieme Solarelli’, un producto ready to eat -elaborado por Apofruit Italia Soc. Coop. Agricola- que combina queso típico del país con una selección de frutas y verduras cortadas para dipear. De igual modo, la transalpina La Línea Verde Soc. Agr. continuó apostando por nuevas referencias y presentó una sopa gourmet minestrone con col rizada y quinoa. También Spreafico Francesco & F. lli S.p.A. hizo lo propio con ‘Vitamia’, un set de fruta cortada, frutos secos y yogur en formato on the go o para tomar fuera del hogar. Y Zerbinati s.r.l. amplió sus ensaladas ‘Bowl'Z’ con las recetas alubias, muesli y verduras y frutas frescas.

Sin embargo, el segmento de las frutas y hortalizas de conveniencia en Alemania todavía no está muy integrado en el consumo. Sus propuestas, por el momento, persiguen la estela de productores ubicados en Reino Unido, Francia y España. En este sentido, cadenas de supermercados como Lidl o Aldi cuentan en sus lineales con ensaladas de IV gama y cremas y sopas vegetales. Sí que destacan los snacks -albóndigas- de verduras con salsa de la línea vegana ‘Mein Veggie Tag’ de Aldi. Según el Foro Europeo de Conveniencia, el gasto de los alemanes en este tipo de productos aumentó un 20%, y las frutas y hortalizas experimentaron el mayor crecimiento de la categoría en 2017. En cuanto a innovación, Levenig Fresh GmbH lanzó unos vasitos de fresas, moras, grosellas y frambuesas acompañados por un topping, y los dúos de uvas con gouda y melón con jamón; y, a lo largo de 2019, incorporará a su catálogo una línea de conveniencia enfocada al consumidor infantil.

Francia y España, por otra parte, han ido de la mano en relación a la evolución del producto en el mercado. En ambos países, el cambio de hábitos del consumidor ha propiciado la normalización de la categoría, dado que ha encontrado en la alimentación saludable un gran aliado. Así, la venta de ensaladas de IV gama aumentó un 25% en España, según datos Nielsen sobre 2018, respecto al ejercicio anterior. La consultora manifiesta que las verduras -que rondan el 30% en volumen y menos del 20% en valor- serán las que mejor evolucionen en el corto plazo, dentro de las frutas y hortalizas de conveniencia, con una previsión de 33% en volumen y 45% en valor. En esta línea, y citando sólo algunos ejemplos, Florette dio el salto a la fruta lista para comer; ‘Sun&Vegs’, de Grupo Alimentario Citrus, inició la comercialización de sus ‘Superensaladas’ en los supermercados Dia&Go y La Plaza; y Comfresh amplió su gama de snacks con las zanahorias baby tricolor y el miniplato de verduras.

En definitiva, Europa está optando por productos más sanos y ligeros como los formatos reducidos de la fruta o los snacks vegetales en sustitución de los convencionales. Sobre todo, según IRI, si se conservan a temperatura ambiente. El negocio logró recaudar 96.000 M€ en 2017 en las principales economías europeas, con un crecimiento medio cercano al 1,4%. Datamonitor y Mintel también apoyan estas cifras. La primera afirma que tanto solteros como la población joven (hasta 34 años) son los que más incorporan productos de conveniencia en su cesta de la compra, mientras que la segunda asegura que el 80% de los europeos se inclina por ellos cuando no disponen de tiempo.

Fuente: Alimarket Gran Consumo

https://www.alimarket.es/alimentacion/revista